Harald Karstark, un villano de lo más decepcionante

Después de la impactante Boda Roja, todas las Casas nobles del Norte (excepto los Bolton) dejaron de dar señales de vida durante dos temporadas. Se perdieron la boda de Ramsay y Sansa, no respondieron a los llamados de Stannis Baratheon y tampoco hicieron nada por su cuenta. Justo al contrario que en los libros. Pero al llegar la 6ª temporada, su tiempo de remolonear su acabó: se avecinaba la Batalla de los Bastardos y deberían escoger a cuál de los dos apoyarían. Por desgracia para los Stark, el primer norteño en tomar la decisión fue Harald Karstark (Paul Rattray).

1560711_1462792665560_full
“Los Stark perdieron a mi Casa el día que el rey Robb decapitó a mi padre. Es hora de que haya sangre nueva en el Norte”

Desde que se habló de que el nuevo señor de Bastión Kar tendría un papel importante en la trama, estaba claro que sería uno de los villanos. No hubo sorpresas, como con Jon Umber o Robett Glover. Lo único que sabíamos de él es que había retirado el apoyo a Robb Stark al morir su padre en la T3, así que no sería extraño que se uniese al hombre que asesinó a Robb Stark (quien, desde su punto de vista, habría vengado a su progenitor). Sin embargo, los que creían que acabaría convirtiéndose en el esbirro número uno de los desolladores se equivocaron. Lord Karstark resultó ser un bluf en toda regla.

Cómo ir de menos a menos en tres sencillos pasos

1# Perder tu gran oportunidad nada más empezar

Harald hace su aparición en el episodio 6×02 (“A casa”). Le vemos en el despacho de Roose Bolton, informándole de que los cazadores enviados por Ramsay en busca de Sansa y Theon han aparecido muertos. Esta noticia provoca una nueva discusión entre padre e hijo, dado que Ramsay no da por perdida a su esposa y propone atacar el Muro, asesinar a Jon Nieve y traerla de vuelta. La idea de defenestrar al Lord Comandante de la Guardia de la Noche da a Roose demasiado reparo, pero su hijo bastardo no teme que se produzca una rebelión, pues con reunir el apoyo de los Karstark, los Umber y los Manderly tendrían suficiente potencia militar como para que los posibles rebeldes se lo piensen dos veces. Cansado de los planes de su sádico retoño, Roose termina la discusión con esta (casi) premonitoria línea:

“Si crías fama de perro rabioso te tratarán como a un perro rabioso y te matarán para dar de comer a los cerdos.”

Durante esta conversación, Harald desempeña un rol secundario, aunque nos van dejando caer que tiene más en común con Bolton hijo que con Bolton padre. Sólo abre la boca tres veces y en todas es para reafirmar algo que Ramsay acaba de decir. Pero el gran momento de maldad le llega cuando el maestre Volkan interrumpe la reunión para anunciar la feliz noticia de que Walda acaba de dar a luz un niño sano. Ramsay da a Roose la enhorabuena y éste se apresura a recordarle que, pese a todo, sigue siendo su primogénito. No funciona.

roose_and_robb_death_comparison-1
KARMA

Con el cadáver de su padre aún caliente, Ramsay se pone a limpiar el cuchillo y le indica al maestre Volkan que debe empezar a divulgar por el Norte la noticia de que Roose Bolton ha sido envenenado por sus enemigos (es curioso que el único magnicida y asesino de su sangre que se ha tomado la molestia de ocultar su crimen sea el perro rabioso). Harald se mantiene en silencio en todo momento, pero cuando le dice al aterrado maestre que hable con corrección, ya que ha olvidado responder a Ramsay llamándole “señor”, queda claro que el asesinato no ha sido improvisado sino planeado y que ambos son cómplices.

Esto me plantea varias preguntas. ¿En serio Lord Karstark piensa que Ramsay es la mejor elección posible para dirigir el Norte? Me cuesta comprender cómo llegó su mente a esa conclusión. Roose podría ser un cabrón ladino y traicionero, pero su hijo es cien veces peor y para colmo carece de sus dos décadas de experiencia como administrador. Confiar en un bastardo sádico y violento para que asiente una dinastía estable me parece la peor de las decisiones. ¿Qué otra explicación tiene su actitud? ¿Quizás ambición? Podría ser. Roose era mayor que Harald y siempre lo miraría por encima del hombro; además, deseaba construir una amplia coalición en torno a él y eso significa más gente con la que compartir el poder. Por el contrario, Ramsay es de su misma edad y sólo quiere dos o tres aliados cercanos y al resto ni agua.

Sin embargo, si lo que quería era poder, ¿por qué no aprovechó el crimen en su beneficio? El escenario no podía ser más propicio. Ramsay acababa de cargarse a su padre delante de un testigo neutral y fácil de intimidar. Lo tenía a huevo para asesinarlo y quedar como el héroe que mató al bastardo parricida y salvó con ello la vida de la viuda de Lord Bolton y la de su hijito recién nacido. Con Roose y Ramsay muertos, el nuevo señor de Fuerte Terror e Invernalia sería un bebé de pecho con una madre forastera. Harald podría entonces casarse con Walda o pactar con ella para convertirse en regente del pequeño, lo que le convertiría en amo y señor del Norte. A la larga, incluso podría consolidar su dominio jurando lealtad a los Lannister a cambio del título de guardián del Norte y aglutinando a todos los nobles que rechazaron a Jon y Sansa por colaborar con los salvajes pero que no tuvieron estómago para apoyar directamente a los odiados Bolton.

2# Que te roben el protagonismo a la primera

En el episodio 6×03 (“Perjurio”), entra en escena otro nuevo personaje: el señor de Último Hogar, Pequeño John Umber. Su padre, Gran Jon, había estado escondiendo a Rickon Stark, el legítimo heredero de Invernalia, pero tras su muerte por causas naturales la fidelidad de su clan a los Stark desapareció con él. El nuevo Lord Umber es igual de rudo y apasionado que su padre pero sólo se preocupa de él y de los suyos. Y ocultar a Rickon es un riesgo que nunca quiso correr, de modo que al convertirse en el jefe esperó cualquier excusa para darle la patada al chico. La excusa llegó cuando los 5.000 salvajes a los que Jon Nieve dejó entrar en el Norte comenzaron a instalarse en el Agasajo, cerca de Último Hogar.

smalljon-umber-game-of-thrones
“Vuestro padre era un necio… y por eso lo matasteis”

Su odio acérrimo a los salvajes, enemigos tradicionales de su Casa, y el hecho de que fuese un Stark (bastardo pero Stark) el responsable de su presencia le llevó a tomar la decisión de unir su suerte a la de los Bolton, a pesar de que personalmente los despreciaba. Tan mal le caen que incluso se atreve a burlarse del difunto Roose, acusa directamente a Ramsay de su muerte y se niega a arrodillarse y jurarle lealtad. Eso sí, quiere que le ayuden militarmente y el pago a cambio es el pobre Rickon, su cuidadora Osha y la cabeza del lobo huargo Peludo para demostrar su identidad.

Lord Umber, por lo tanto, tiene un debut que ya quisieran otros para sí. Frente a Karstark, que tuvo un papel secundario en una escena donde lo importante era el asesinato de Roose a manos de su hijo, Pequeño Jon tuvo la suerte de que la escena giraba en torno a él y a las razones de su visita a Invernalia. Desde esa posición relevante le calló la boca a Harald y le puso a Ramsay los puntos sobre las íes (con perlas como la que he citado al pie de la foto). Incluso se empapa un poco del carisma de los salvajes por su negativa a arrodillarse y por su aspecto tan agreste y pintoresco que le haría pasar casi desapercibido en una reunión de los Ángeles del Infierno.

RAMSAY: Los Umber son una Casa famosa por su lealtad…

HARALD: Por su lealtad a los Stark.

UMBER: Y usted, Lord Karstark, comparte sangre con los Stark. Pero aquí estamos. Los tiempos cambian.

(…)

RAMSAY: ¿Por qué iba a confiar en un hombre que se niega a seguir la tradición?

UMBER: Vuestro padre siguió la tradición. Se arrodilló ante Robb Stark y le llamó Rey en el Norte. ¿Tuvo razón Robb Stark al confiar en vuestro padre?.

Pero si su don para repartir bofetadas verbales y su rudeza no fuesen suficientes, Umber se coloca también la medalla de haber matado a un huargo y de haber ocasionado las muertes de Rickon y Osha, además de reducir considerablemente las ya escasas posibilidades de Jon y Sansa en su lucha por recuperar Invernalia. A su lado, Harald Karstark (con su aspecto de tipo corriente, su debut discreto, su toma de partido predecible y sus seis frases sin mucha enjundia) queda a la altura del betún.

3# Que ni siquiera se sepa si has muerto

Con Rickon en su poder, parece que a Ramsay se le evaporaron las ganas de atacar el Muro (de lo contrario no se entiende su falta de acción) y se conforma con enviar por mensajero una carta en la que exige que le devuelvan a su esposa. Hasta se permite el lujo de dejar que Jon y Sansa vayan de acá para allá tratando de conseguir soldados para formar un ejército en condiciones. Francamente, para ser un tío con tanta ansia de matar, Ramsay se lo toma con mucha calma. Pero el caso es que al final se reúnen los bastardos, no hay acuerdo para evitar la pelea y al día siguiente ambos ejércitos entablan batalla.

Nuevamente, Pequeño Jon Umber se las arregla para brillar con luz propia. Lanza la cabeza de Peludo a los pies de la comitiva starkista, pronuncia un simple pero motivador discurso a sus tropas y lidera personalmente la carga de la infantería por la montaña de cadáveres, matando a varios hombres de Jon y entablando combate personal con Tormund, a quien no habría tenido dificultades en liquidar si el sonido del cuerno de los caballeros del Valle no le hubiese distraído, dando tiempo al salvaje a contraatacar. Y, aunque finalmente muere, lo hace de un modo sangrientamente llamativo y en pleno clímax de la batalla.

clccw3uwqaarzbi
“¡¡¡¿A QUIÉN PERTENECE EL NORTE?!!!”

¿Y qué pasa con Harald Karstark? Pues que de pronto está y, cuando te quieres dar cuenta, ya no está. Aparece al lado de Ramsay durante la reunión (sin aportar ningún comentario o gesto, simplemente estando allí), después le vemos de pasada subido en un caballo cuando la batalla está a punto de comenzar y luego nada. Jamás llegamos a saber qué fue de él. ¿Lo mataron? ¿Fue tomado prisionero? Que cada espectador se imagine el desenlace que más le guste, porque en el episodio 6×09 no va a encontrar ninguno.

Naturalmente, podemos deducir lo que le sucedió. Si Jon Umber iba a pie y estaba al mando de la infantería, entonces si Karstark iba a caballo es porque estaba a cargo de la caballería. Refuerza esa idea el hecho de la última vez que le vemos está a la derecha de Ramsay y, tras ordenar éste a sus jinetes que avancen, cuando vuelven a enfocar esa zona ya no hay nadie. Así pues, Harald iba con la caballería… una caballería a la que el Bastardo Bolton no dudó en acribillar a flechazos para crear la inverosímil montaña de cadáveres que después utilizó para acorralar a los Stark. Si eso fue lo que ocurrió, sería muy irónico. Él ayudó al perturbado de Ramsay a tomar el poder y como recompensa el único nombramiento que recibió fue el de “carne de cañón premium”.

Ahora bien, en HBO no han confirmado su fallecimiento. Quizás sobrevivió a la carga y fue capturado o escapó. Sea cual sea la respuesta, lo que queda claro es que los responsables de la serie tenían en tan poca consideración a este personaje que pensaron que no merecía la pena ni dedicar unos segundos a cerrar su arco argumental. O bien le espera un importante cometido en la temporada próxima o, sin duda, este feroz oponente de la Casa Stark ha sido un bluf en toda regla.

609_harald_hanging_back
¿Adiós?
Anuncios

2 respuestas a “Harald Karstark, un villano de lo más decepcionante

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s