No, los Caminantes Blancos no son buena gente (t)

Este ensayo fue publicado por Steveattewell en Race for the Iron Throne el 16/10/2015.

Baby

La idea de que los Caminantes Blancos son realmente los buenos, que no son el enemigo final, que construyeron el Muro y/o que firmaron algún tipo de tratado de paz secreto es una teoría que se ha vuelto extrañamente prominente entre los fans de Canción de Hielo y Fuego. Y digo que extrañamente porque no sólo no existan evidencias que respalden esta teoría sino que su existencia misma requiere que el lector se sumerja primero en la hermenéutica de la sospecha y afirme que muchas de las pruebas textuales en su contra o son falsas o demuestran una conspiración.

Así que vamos a intentar aclarar este asunto.

Los Caminantes Blancos no son malos

Para ser justos, hay un núcleo a partir del cual se ha basado la teoría y son las propias palabras de George RR Martin. A saber, sus frecuentes comentarios al respecto de:

La batalla entre el Bien y el Mal es un tema común en la fantasía. Pero yo creo que esa lucha se libra en gran parte dentro del corazón de los individuos, por las decisiones que tomamos. Esto no va de tipos que se visten de malos con ropa negra y, ya sabes, son muy feos. Tolkien usó esas cosas y les sacó partido fabulosamente, pero en manos de sus imitadores se convierten en clichés totales. Me refiero a criaturas como los orcos, que siempre se visten de negro y … son muy feas y tienen deformidades faciales o algo así. Se puede decir que si alguien es feo, debe ser malo. (…) No necesitamos más Señores Oscuros, no necesitamos más lo de “Aquí están los buenos, que van blanco, y ahí están los malos, que van de negro. Y también son muy feos”.

El argumento que se extrae de estos comentarios es que los Caminantes Blancos entrarían dentro del cliché y por lo tanto tiene que haber algo más. Creo que tal idea malinterpreta los comentarios de GRRM y el texto. Después de todo, GRRM ha hecho todo lo posible para que “el corazón humano en guerra consigo mismo” sea un elemento temático importante de su trabajo, mostrándonos que las personas buenas pueden hacer cosas malas y las malas hacer cosas buenas y usando los POVs nos ha podido mostrar la complicada verdad que se esconde tras personajes a quienes lo primero que vemos hacer es arrojar niños por la ventana.

bran-stark-1435577513

Pero eso no significa que GRRM no haya creado algunos personajes genuinamente malvados. Roose y Ramsay, Joffrey, Qyburn, los Titiriteros Sangrientos, Rorge y Mordedor, La Montaña y sus hombres, Amory Loch y así sucesivamente. Y varios de estos personajes pueden romper las “reglas”: Rorge y Mordedor son feos como el demonio, Ramsay tiene labios lombriceros, La Montaña es un gigante… Pero lo importante es que hay variedad y la mayoría de los antagonistas (Tywin, Cersei, etc.) son seres humanos completamente redondeados con motivaciones claras que no tienen nada que ver con la destrucción del mundo y muchos de los villanos más temibles, como Roose o Qyburn, son gente de aspecto normal.

Así que no estamos hablando de una regla rígida que necesariamente debe dictar nuestro análisis, sino más bien una directriz general que tiene importantes excepciones. ¿Qué significa esto para los Caminantes Blancos? Bueno, empezemos por cómo GRRM los describió en sus notas iniciales:

“… medio olvidados demonios de leyenda, los inhumanos Otros, que levantan legiones frías de no-muertos y no-nacidos y se preparan para regresar envueltos en los vientos del invierno con el fin de extinguir todo lo que consideremos vida. Lo único que se interpone entre los Siete Reinos y una noche interminable es el Muro y un puñado de hombres de negro llamados la Guardia de la Noche.”

Esto parece bastante concluyente. Los Otros son malvados y, como GRRM decía, estaban destinados a ser el principal villano del tercer volumen de su trilogía, el gran clímax de la historia. Pero bien se prodría argumentar que el autor ha cambiado de opinión sobre tantas cosas desde ese resumen que no sería extraño que también haya hecho lo mismo con los Caminantes Blancos.

El problema es que estamos ante un caso en el que GRRM no parece haber cambiado de opinión (en ASOIAF, han levantado un ejército de muertos vivientes y están marchando hacia el Muro, en un aparente intento de extinguir todo lo que consideramos vida). En toda la saga hasta la fecha, hemos visto a los Caminantes Blancos sólo dos veces: en el prólogo de AGOT (donde mataron a un grupo de salvajes, luego a Ser Waymar Royce e indirectamente también a Will) y en el capítulo Sam I de ASOS (donde éste recuerda la batalla del Puño de los Primeros Hombres y mata a un Caminante Blanco después de que éste haya asesinado a Paul el Pequeño). El denominador común es que siempre están asesinando a la gente.

tD9uN

Algunas personas han argumentado que la exhibición de inteligencia que demuestran en el prólogo significa que los Caminantes no son malos, ya que tienen un lenguaje y por lo tanto razones para hacer lo que están haciendo. No le encuentro el sentido a esto. La inteligencia no es una barrera contra el mal. De hecho, muchos filósofos argumentarían que sin ella realmente no puedes ser malo porque hacer el mal significa elegir conscientemente lo contrario de lo que sabes que es bueno. Y aquí tenemos a un grupo de seres que deciden masacrar a un grupo de personas que no constituyen una amenaza para ellos, dada la enorme disparidad entre sus habilidades de lucha. Cuando se analiza el duelo que mantiene uno de ellos con Ser Royce mientras el resto mira, queda bastante claro que los Otros están jugando a un juego sádico a costa de un adolescente claramente sobrepasado al que obligan a librar un combate que no puede ganar. En un momento incluso parecen estar literalmente riéndose de él.

Eso es todo lo que hemos visto de los Caminantes Blancos. Entonces, ¿qué evidencias de segunda mano disponemos? Buenos, vemos a sus espectros tratando de asesinar al Lord Comandante Mormont en AGOT, Mance y Tormund nos informan de que los Otros también han atacado a los salvajes (“Se hacen más fuertes a medida que los días se vuelven más cortos y las noches más frías. Primero te matan y luego envían a tus muertos contra ti. Los gigantes no han podido hacerles frente, ni los Thennitas, los Clanes de los Ríos de Hielo o los Pies de Cuerno“). Una vez más, la interacción con los Caminantes (y no solo la de los humanos sino también la de los gigantes) se limita al asesinato.

La única ruptura de este patrón está en el Torreón de Craster, donde descubrimos que:

–  Es por el bebé que voy a tener… Si es una niña, eso no es tan malo. Crecerá y él se casará con ella. Pero Nella dice que será un niño … Él les da los niños a los dioses. Vienen con el frío blanco, y últimamente vienen más a menudo. Es por eso que empezó a darles ovejas, a pesar de que a él le gusta el cordero. Por ahora sólo la oveja ha desaparecido. Luego serán los perros, hasta que…

–  ¿Qué dioses?

–  Los dioses del frío. – dijo – Los de la noche. Las sombras blancas…

– ¿De qué color son sus ojos? – le preguntó.

–  Azules. Tan brillantes como estrellas azules.                                                 (ACOK)

Esta cita ha dado mucho combustible a los defensores de que los Caminantes Blancos no son malvados o que firmaron un pacto. Su argumento es que sólo están tratando de reproducirse y por ende siguen su naturaleza y/o autopreservación y que la Batalla por el Amanecer terminó en una paz, donde los humanos acordaron proporcionar a los Otros sacrificios humanos. No termino de verle la lógica. En primer lugar, el que los Caminantes Blancos “cultiven” bebés y acepten sacrificios humanos (actos tan similares a los raptos del folklore del Pueblo Libre) sigue siendo un acto hostil y que sugiere en el mejor de los casos que para ellos la humanidad es ganado. Tampoco el acto de reproducirse supone una barrera contra lo monstruoso (o como dice GRRM, lo “inhumano”): muchas bestias clásicas requieren que los humanos se reproduzcan (como el Conde Drácula de Bram Stoker o los Aliens de James Camero), pero no por ello dejan de ser monstruos.

a_song_of_ice_and_fire__craster_s keep_by_ricardorente-d7zqxth

Es más, la situación que se vive en el Torreón de Craster no sugiere un statu quo estable. Craster afirma que los verdaderos dioses le protegen, pero su comportamiento se parece más al de una mafia que aumenta las tarifas a un pequeño negocio que está en su área de influencia y no a una asociación entre iguales. Tampoco parece haber una comunicación real entre las partes, ya que resulta dudoso que los Caminantes Blancos quieran ovejas, de modo que lo más probable es que simplemente se aparezcan por el lugar y Craster intente adivinar qué es lo quieren.

Además, que algo sea natural no implica que no sea intrínsecamente peligroso para la humanidad. Los incendios forestales y los huracanes son naturales, pero nadie en su sano juicio propondría que la gente dejase de protegerse de ellos por eso. Las enfermedades virulentas, desde la peste bubónica y la viruela hasta el Ébola, son seres vivos que intentan reproducirse utilizando el cuerpo humano, y eso no los hace menos peligrosos para nosotros.

Los Caminantes Blancos llegaron a un pacto con la humanidad

¿Hubo un pacto entre los humanos y los Otros que terminó con la Larga Noche, como se afirma con frecuencia? Para empezar, no hay evidencia textual que sugiera que tal pacto existió. Y aunque la ausencia de pruebas no significa que algo no sea cierto, de lo que sí que encontramos pruebas es de la firma de un pacto entre los Primeros Hombres y los Hijos del Bosque.

Sabemos cuál era el nombre del tratado (el Pacto de la Isla de las Caras), sabemos cuáles eran los términos (los Hijos se quedan con los bosques y los hombres con las tierras abiertas, respetando los arcianos) y tenemos evidencias de que el acuerdo se cumplió (la Isla de las Caras, los Hombres Verdes, las puntas de flecha de obsidiana…). Hay pruebas de que los Hijos del Bosque y la humanidad siguieron interactuando de forma amistosa posteriormente, puesto que hay leyendas que dicen que los lacustres son fruto del cruce entre ambas especies, la que habla de cómo El Último Héroe fue a buscar su ayuda, la de Brandon el Constructor aprendiendo su magia, la alianza entre Primeros Hombres y Hijos del Bosque contra Erreg el Mataparientes, la alianza con el Rey Cambiapieles en el Norte, las negociaciones con Gendel y Gorn, etc.

DLOokYc8UKM-fB9H4xMDoxOjBzMTt2bJ

De hecho, hay una notable cantidad de pruebas de que los Hijos del Bosque ayudaron a los humanos a lidiar con los Caminantes incluso después de la Larga Noche. “Los Hijos del Bosque solían darle a la Guardia de la Noche un cargamento de cien dientes de obsidiana cada año durante la Edad de los Héroes” (AFFC), lo que en sí mismo sugiere que no hubo pacto entre hombres y Otros. De igual modo, que Hoja y el último verdevidente humano se encuentren sitiados y luchando con su magia sugiere que ningún pacto ha existido entre humanos y Otros durante mucho tiempo, ya que de lo contrario la vieja Hoja y el onmipresente Cuervo de Tres Ojos lo habrían sabido.

La única prueba que se usa para sugerir dicho pacto es la leyenda del Rey de la Noche. ¿Pero hay algo que respalde dicha visión del asunto?

El Fuerte de la Noche había figurado en algunas de las historias más terroríficas de la Vieja Tata. Fue allí donde gobernó el Rey de la Noche, antes de que su nombre fuera borrado de la memoria de los hombres … él había sido el decimotercer hombre en dirigir la Guardia de la Noche, decía; un guerrero que no conocía el miedo. “Y ese fue su gran error, porque todos los hombres deben conocer lo que es el miedo.” Una mujer fue su perdición; una mujer a la que vislumbró desde lo alto del Muro, con la piel tan blanca como la luna y los ojos como estrellas azules. No temiendo nada, la persiguió, la atrapó y la amó, aunque su piel era fría como el hielo, y cuando él le dio su semilla también le entregó su alma.

La trajo de regreso al Fuerte de la Noche y la proclamó reina y a él mismo su rey, y con sortilegios extrañas ató a sus hermanos juramentados a su voluntad. Durante trece años gobernaron el Rey de la Noche y su reina cadáver, hasta que finalmente el Stark de Invernalia y Joramun de los salvajes se unieron para liberar a la Guardia de la esclavitud. Después de su caída, cuando se descubrió que había estado haciendo sacrificios a los Otros, todos los registros del Rey de la Noche habían sido destruidos y su propio nombre prohibido.                                                                                     (ASOS)

Hay una serie de problemas para ver esto como un pacto:

1. El hecho de que el Rey de la Noche fuese el decimotercer Lord Comandante y no el primero habla en contra de esta teoría, ya que si la Guardia fue fundada tras el fin de la Larga Noche, la guerra habría terminado por lo menos (diviendo los 8000 años entre el número de comandantes) unos 96 años antes de que el Rey de la Noche asumiese el cargo. ¿Cómo es que el acuerdo de paz para poner fin a la guerra tuviese lugar un siglo después de la conclusión de la misma?

2. El hecho de que el Rey de la Noche fuese derrocado y sus acciones nunca se repitiesen vuelve a negar la teoría del pacto, ya que si dicho acuerdo requiriese un sacrificio humano regular para permitir la reproducción de los Caminantes Blancos y estos necesitasen refuerzos a la misma velocidad con la que se presentan en el torreón de Craster, una sola sesión de envíos en 8000 años no funcionaría. Esto también negaría veracidad a la idea de que la humanidad ha roto recientemente el pacto, ya que si hubo una violación de las condiciones debió ocurrir hace casi ocho milenios (han habido salvajes al norte del Muro desde que este fue construido y también guardias que han recorrido la zona desde esa fecha, con lo que no estamos ante un caso de invasión de un territorio cedido).

NightsKingQueen

3. Ninguno de los detalles habla de un pacto, más bien de actos subversivos de los Caminantes Blancos. La seducción de la reina cadáver es algo más personal que político y sabemos que la magia sexual implica el robo de la energía vital (aquí, el alma misma), lo que sugiere una intención depredadora. El hecho de que el Rey de la Noche tuviese que someter a sus hermanos mediante brujería y que tanto el Rey en el Norte como los salvajes, enemigos históricos, se uniesen para destruirlo sugiere que no existió ningún tipo de relación política humana. Y finalmente, como ya he dicho, el sacrificio humano es una acción hostil.

Los Caminantes Blancos construyeron el Muro

Una cosa que se ha planteado en relación con la idea de un Pacto de Hielo es que, como parte del mismo, los Caminantes Blancos construyeron el Muro. La lógica aquí es que, puesto que ellos dominan la magia gélida y tienen espadas y armaduras hechas de hielo, y que los humanos no podrían haber levantado una estructura tan grande como el Muro, tuvieron que ser los Otros quienes hiciesen la muralla empleando su magia invernal.

Nuevamente, esto va en contra de la evidencia textual. La leyenda nos dice que Brandon el Constructor levantó el Muro y nos explica cómo lo hizo afirmando que aprendió la magia de los Hijos del Bosque (que como podemos observar con el rompimiento del Brazo de Dorne o el Martillo de Aguas eran capaces de usar la magia a unos niveles que podían hacer temblar el continente usando el agua -y el hielo no deja de ser agua congelada-) y que recibió la ayuda de los gigantes. Teniendo en cuenta que el Muro está estructurado en capas y que la tradición era que cada generación de la Guardia añadiera una altura adicional, es de suponer que la estructura inicial no comenzó siendo de 700 pies de altura, con lo que ya no parece una proeza de ingeniería alejada de la capacidad humana.

1f25d697e24aa13ffc6145bf27df28e7-d888e65

Además, los libros plantean dos grandes inconvenientes para aquellos que defienden que el Muro fue edificado por los Caminantes para defenderse. Si fue ese el caso, ¿por qué los humanos han estado gestionándolo durante 8000 desde el lado sur, en lugar de ser ellos quienes lo hiciesen desde el norte? En segundo lugar, si fue así, ¿cómo es que el Muro está imbuido de una magia que impide pasar a los no-muertos, sus sirvientes, al sur y no a los humanos al norte? Por no hablar de que los mismos hechizos defensivos que hay en el Muro podían encontrarse en Bastión de Tormentas, otra construcción vinculada a Brandon Stark y a los Hijos del Bosque, lo que probaría que las leyendas eran ciertas.

La Historia la escriben los vencedores

Esta frase es utilizada con frecuencia por los defensores de esta teoría, debido a la gran evidencia textual con la que se enfrentan, desde los registros de la Guardia de la Noche sobre la lucha contra los Caminantes Blancos (“el fuego los contendrá, sin embargo, y son vulnerables a la obsidiana“), la visión de Daenerys de luchar contra un ejército “blindado con hielo” subida en su dragón y sobre todo las historias de la Vieja Tata:

Hace miles y miles de años hubo un invierno frío, duro y largo como jamás hombre alguno había conocido. Hubo una noche que duró una generación, los reyes tiritaban y morían en sus castillos igual que los porqueros en sus chozas. Las madres ahogaban a sus hijos con almohadas para no verlos morir de hambre, y lloraban, y las lágrimas se les helaban en las mejillas.

Fue durante aquella oscuridad cuando aparecieron por primera vez los Otros. Eran cosas frías, cosas muertas, que aborrecían el hierro y el fuego y la luz del sol, y a toda criatura con sangre caliente en las venas. Arrasaron aldeas, ciudades y reinos, derrotaron a héroes y ejércitos. Eran innumerables, siempre a lomos de caballos blancuzcos y muertos, al frente de huestes de cadáveres. Ni todas las espadas de los hombres pudieron detener su avance, ni las doncellas ni los bebés de pecho despertaron su compasión. Dieron caza a las muchachas por los bosques helados y alimentaron a sus sirvientes muertos con la carne de los niños humanos.

Eran los tiempos anteriores a la llegada de los ándalos, y mucho antes de que las mujeres cruzaran el mar Angosto huyendo de las ciudades de Thoyne; y los cien reinos de aquel entonces eran los reinos de los primeros hombres, que habían arrebatado estas tierras a los Hijos del Bosque. Pero aquí y allá, en lo más profundo de las espesuras, los Hijos seguían viviendo en sus ciudades de madera, en las entrañas de las colinas, y los rostros de los árboles montaban guardia. Así que, mientras el frío y la muerte invadían la tierra, el último héroe quiso buscar a los Hijos, con la esperanza de que la magia antigua pudiera recuperar lo que los ejércitos de los hombres habían perdido. Emprendió la marcha hacia las tierras muertas con una espada, un caballo, un perro y una docena de compañeros. Buscó y buscó durante años, hasta que desesperó por no dar jamás con los Hijos del bosque en sus ciudades secretas. Sus amigos fueron muriendo uno a uno, y también su caballo, y por último su perro, y hasta su espada se congeló de tal manera que se rompió cuando quiso utilizarla. Y los Otros olieron la sangre caliente que le corría por las venas, y siguieron su rastro en silencio, lo persiguieron con manadas de arañas blancas, casi transparentes, grandes como sabuesos…

Las historias de la Vieja Tata son bastante condenatorias, pintando a los Caminantes Blancos como omnicidas que buscan destruir toda vida de sangre caliente, lo cual coincide muy de cerca con la descripción original de GRRM. Por otro lado, apunta a que hubo un pacto contra ellos, pues el Último Héroe está buscando a los Hijos del Bosque y sus conjuros (lo cual encaja muy bien con las leyendas de que Brandon el Constructor aprendió el lenguaje de los Hijos del Bosque para levantar el Muro y que formó la Guardia de la Noche, algo que se ajusta también a la propia experiencia de Bran en su búsqueda del Cuervo de Tres Ojos mientras es perseguido por los espectros. “El Mundo de Hielo y Fuego” nos narra el final de la historia: “Finalmente llegó hasta su objetivo, a pesar de los esfuerzos de los Otros, y todos los cuentos coinciden en que este fue el punto de inflexión. Gracias a los Hijos, los Primeros Hombres se unieron y pudieron luchar y ganar la Batalla por el Amanecer, que rompió el interminable invierno e hizo que los Otros huyeran de regreso al gélido norte“. Un final diametralmente opuesto a la teoría del pacto entre los Caminantes Blancos y la humanidad.

battleforthedawnfinal

De modo que el argumento final de los pro-pacto sería que todo esto es falso, ya sea porque su fiabilidad es escasa debido a que han pasado miles de años desde que ocurrieron los hechos o porque se trate de una conspiración deliberada para convertir a los Caminantes Blancos en los villanos de la historia. Pero dicho argumento fracasa en dos frentes.

Primero. Si la evidencia textual no es confiable, entonces no tenemos nada con lo que trabajar. Las mismas pruebas citadas por los partidarios del Pacto de Hielo serían igualmente poco fiables y viciadas como aquellas que se citan para defender que dicho acuerdo nunca existió.

En segundo lugar, esto no es realmente de lo que habla GRRM. Aunque al escritor le gusta emplear narradores poco fiables y dar información discutida, lo que empuja su argumento no es necesariamente que los ganadores escriben la historia. Más bien lo que cuenta es que son los escépticos y tercos académicos de la Ciudadela, esos que comparten las creencias de que “los Otros… fueron convertidos en monstruos en los cuentos… reflejando el deseo de la Guardia de la Noche y los Stark de arrogarse una identidad más heroica como salvadores de la humanidad y no sólo como beneficiarios de una lucha por el poder” los que están equivocados. Contrariamente a lo que la Ciudadela cree, la magia está de vuelta, los dragones están de vuelta, los Hijos del Bosque son reales, los gigantes son reales y los Caminantes Blancos son mucho más que imaginaciones.

Y son las Viejas Tatas y Septones Barth del mundo, los narradores y guardianes de las leyendas, los que tienen la razón sobre lo que está ocurriendo en el mundo que les rodea. Y ellos dicen que los Caminantes Blancos son malos.

Conclusión

Al final, la teoría no resiste los análisis watsonianos y tampoco los doylistas, ya que si la teoría del Pacto de Hielo fuese cierta eso significaría que GRRM gastó una cantidad enorme de tiempo y energía escribiendo páginas y páginas de pistas falsas que quedarían completamente invalidadas cuando se produjese el giro de guión sorpresa estilo Shyamalan. También significaríaque, a diferencia de lo que ocurría en su resumen original, GRRM no enfrentaría a sus héroes a una gran crisis en el clímax de la saga. En retrospectiva, Jon Nieve, Jeor Mormont, Pyp, Grenn, Sam, Bran, Hodor, Jojen, Meera y Cuervo de Sangre habrían estado perdiendo el tiempo y lo mismo habría hecho GRRM intentando conseguir que el público se implique en la lucha contra un enemigo terrible que no existe realmente.

wp0715-white-walker

Jon Nieve habría desperdiciado su vida, su muerte sería por nada. Todo lo que Mance Rayder y sus seguidores intentaron lograr, todo por lo que Qhorin Mediamano y cada hombre de la Guardia de la Noche que murió en el Puño de los Primeros Hombres o tratando de mantener el Muro intacto fue inútil. La valentía condenada de Ser Waymar, la audaz decisión de Will de intentar informar al Castillo Negro y las palabras moribundas de Gared no significaron nada. Eso no es subversión ni deconstrucción, sino puro nihilismo literario. Y si hay algo que George RR Martin no es, es un nihilista.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s