¿Por qué “El Despertar de la Fuerza” me decepcionó un poco?

Dentro de poco se estrenará en cines Los Últimos Jedi, la segunda entrega de la trilogía de secuelas de Star Wars. Para muchos, será esta película la que encumbre o entierre a la nueva saga galáctica (no en términos de éxito económico, pues pase lo que pase arrasará en taquilla, sino de calidad artística). Y esto es así porque El Despertar de la Fuerza dejó a bastantes espectadores, entre ellos yo mismo, decepcionados. No fue una gran decepción, porque tenía bastantes cosas buenas, pero no acabó de gustarme tanto como esperaba.

star_wars_episode_vii_the_force_awakens-625343391-large

La cinta se enfrentaba a muchos desafíos: retomar una famosísima historia 30 años después, competir contra un extenso Universo Expandido (ahora borrado del canon pero no de la mente de aquellos que lo siguieron), hacer olvidar las menospreciadas precuelas, atraer a una nueva audiencia sin alienarse a la antigua, no sólo ser un taquillazo descomunal por sí sola sino servir de base para un universo rentable que justificara la gran inversión de Disney, etc.

Teniendo que abarcar tanto, es normal que optasen por ir a lo seguro y eso ha hecho que haya varias cosas que no me convencieron de esta nueva aventura ocurrida hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana.

Falta de originalidad

Una de las críticas principales que se le hacen al Episodio VII es la de que no es más que un remake encubierto de Una nueva esperanza. Al margen de si es justo llamarlo remake o no, lo bien cierto es que Abrams ha tomado prestadas bastantes cosas de las películas originales, especialmente la primera. Eso es innegable y se ha discutido bastante ya. Por mi parte, la mayoría de estos “préstamos” los puedo pasar por alto (no es la primera vez que pasan cosas así), pero hay uno que me enerva sobremanera: la Base Starkiller.

l0cwoby

Recuerdo los tiempos en los que mencionar una tercera Estrella de la Muerte era motivo de cachondeo. No podían ser tan vagos, creíamos. Y nos equivocábamos. Ahí la tenemos. Se llama de otra manera y no tiene el tamaño de una luna sino el de un planeta, pero es exactamente lo mismo. Con ella ya son tres las estaciones espaciales gigantes que hemos visto en la saga, aunque si contamos los spin-off y la gran nave con forma de rosquilla de la Federación de Comercio del Episodio I (cuyo rol era idéntico, pues había que destruirla de igual forma para ganar la batalla) vemos que han echado mano del mismo recurso en cinco de las ocho películas. ¿En serio no se les ocurrió nada más?

En mi opinión, repitiendo tanto lo único que han logrado es devaluar el sacrifico de Jyn y Galen Erso, Cassian Andor y todos los que murieron para robar los planos de la primera Estrella de la Muerte? Antes del Episodio VII habían contribuido a la caída del Imperio, la llegada de la República y salvado a muchos mundos que habrían sido destruidos si el engendro de Tarkin hubiese seguido en activo? Ahora tenemos al Imperio de regreso, la República ha vuelto a caer y se han destruido en una hora más planetas de los que Tarkin hubiese podido destruir en un año.

Un contexto mal explicado

Al final de El Retorno del Jedi, la Rebelión se había anotado un gran tanto destruyendo la segunda Estrella de la Muerte, el emperador moría, Leia y Han consolidaban su relación y Luke redimía a su padre y demostraba ser un Jedi de pura cepa. Treinta y dos años después, como es lógico, el panorama debía haber sufrido bastantes cambios que los espectadores necesitaban conocer. Sin embargo, por desgracia, El Despertar de la Fuerza dejó varios cabos sueltos que dificultan la comprensión del argumento.

first-order-troopers

Veamos el texto introductorio, que nos tendría que poner en situación:

Luke Skywalker ha desaparecido. En su ausencia, la siniestra PRIMERA ORDEN ha surgido de las cenizas del Imperio y no descansará hasta que Skywalker, el último Jedi, haya sido destruido. […] Con el apoyo de la REPÚBLICA, la General Leia Organa dirige una valiente RESISTENCIA. Desesperadamente busca a su hermano Luke con el fin de obtener su ayuda para restaurar la paz y la justicia en la galaxia. […] Leia ha enviado a su piloto más audaz en una misión secreta a Jakku, donde un viejo aliado ha descubierto una pista del paradero de Luke….

Leyendo estas líneas, nos enteramos de que el intento de Luke de restaurar la Orden Jedi fracasó (más tarde ya descubriremos las circunstancias y la identidad del culpable) y que la Primera Orden es heredera del Imperio. No hay (ni habrá) detalles sobre cómo se pasó de una organización a otra, pero con hacerse a la idea de que unos imperiales exiliados crearon un nuevo gobierno y ahora han vuelto a las andadas es suficiente para trabajar. Hasta ahí la introducción funcionaba bastante bien.

El problema llega después. Nos dicen que la Resistencia lucha contra la Primera Orden, que Leia la dirige y que la República la apoya. Bien, pero… ¿por qué? Si los rebeldes ganaron la guerra y restablecieron el gobierno republicano, ¿no debería ser éste quien se ocupara de hacer frente a los herederos del Imperio? ¿Cuál es la razón de que no lo haga y deje la tarea en manos de ese indeterminado grupo llamado La Resistencia? ¿Y cómo es que la princesa Leia está al mando de esa organización en lugar de tener una alta posición en el Senado galáctico?

resistance_9d838437

En resumen, sabemos quiénes son los jugadores y quién apoya a quién, pero no por qué ni en qué grado. Así es difícil enterarse bien de lo que está pasando. Por ejemplo, cuando el general Hux lanza su discurso, le oímos decir que la República “miente a la galaxia” al apoyar “en secreto la traición” de la Resistencia. ¿Por qué miente la República? ¿Por qué su apoyo a Leia es secreto? Preguntas y más preguntas que se acumulan y que nunca son respondidas en la película. Para poder encontrar las respuestas, hubo que esperar a que salieran a la venta el Diccionario Visual de El despertar de la Fuerza y una serie de libros que narran lo que pasó entre los episodios VI y VII.

Según nos cuentan, la Nueva República venció al Imperio, pero en vez de rematarlo prefirieron imponerle un tratado de paz donde se le ordenaba desmilitarizarse, desarmarse, dejar de torturar y limitar su territorio a una zona del Borde Exterior. Confiada en que el acuerdo se respetaría, la República dejó de preocuparse, redujo sus fuerzas armadas y se enredó en corruptelas y disputas internas. Mientras tanto, la Primera Orden hizo su aparición y comenzó a prepararse para retomar las hostilidades. Sólo Leia se dio cuenta del peligro pero, como tras filtrarse que era la hija del sanguinario Vader su carrera política quedó hecha pedazos, no tuvo más remedio que montar una guerrilla (con el apoyo extraoficial de los senadores que creían en su palabra) y luchar por su cuenta en tierras enemigas.

DICE_BF_Rebelión_contra_el_Imperio

Todo esto explica perfectamente el contexto del film, pero antes de verlo hubiera tenido que leerme los libros (pagando el correspondiente dinero) y eso no es plan. Una historia en la que tienes que acudir a otras fuentes para conocer un dato tan básico no es una historia bien contada. Con lo fácil que hubiera sido añadir un retoque a la introducción para aclarar el panorama:

Luke Skywalker ha desaparecido. En su ausencia, la siniestra PRIMERA ORDEN ha surgido de las cenizas del Imperio y comienza a imponer su tiranía más allá de la galaxia. Aunque la NUEVA REPÚBLICA prefiere no interferir fuera de sus fronteras, la general Leia Organa dirige una valiente RESISTENCIA. Desesperadamente busca a su hermano Luke con el fin de obtener su ayuda para restaurar la paz y la justicia en la galaxia. […] Leia ha enviado a su piloto más audaz en una misión secreta a Jakku, donde un viejo aliado ha descubierto una pista del paradero de Luke….

¿República? ¿Qué República?

Otro aspecto que no me ha convencido de la película es que, aparte de que no nos dicen por qué la República actúa como lo hace, tampoco le dan importancia alguna. Es posible que, en su intento por alejarse de las odiadas precuelas, Disney decidiera ceñirse al viejo esquema “imperiales vs. rebeldes” y poner cuanta menos política mejor. Pero se pasaron, hasta tal punto que la República es mencionada una vez en el texto introductorio y luego ya no se vuelve a hablar de ella hasta 50 minutos después, cuando Hux propone usar la Base Starkiller para destruirla como castigo por apoyar a la Resistencia (convenía que lo recordaran, siendo que había pasado casi una hora desde que lo leímos).

Quince minutos más tarde, volvemos a oírla nombrar en la escena del discurso. Hux pronuncia su histriónica diatriba, la superarma es disparada, su rayo de energía arrasa con todo a su paso y la República deja de existir. En total, ha sido mencionada tres veces y ha aparecido 30 segundos en pantalla. Tan poco ha salido que ni siquiera llegamos a enterarnos de cuál era la capital (de ahí que saliese del cine pensando que había visto la destrucción de Coruscant, para luego enterarme de que en realidad había sido la del hasta entonces desconocido sistema Hosnian).

tumblr_inline_orn3lknicr1tjcym1_540

Además, esta ausencia total de información sobre la República arruina en buena parte la carga dramática de su destrucción. Está siendo exterminado un sistema solar al completo y sin embargo lo sentimos lo justo. Alderaan era el hogar de Leia y, aunque ni siquiera lo vimos, nos importó porque a ella le importaba. En Jedha y Scarif nos implicamos porque allí estaban los protagonistas de Rogue One (y, en el último caso, morían). ¿Pero Hosnian? ¿Por qué debería importarnos un lugar que no sabíamos ni que existía hasta el momento en que lo destruyen y donde, pese a que pierden la vida miles de millones de personas, no hay ni un solo personaje conocido?

No hubiera estado mal que le dedicaran aunque solo fueran cinco minutos de metraje a Korr Sella, la asistente de Leia, a la que vemos brevemente en el balcón del Senado antes de que el planeta explote. La joven había sido enviada a la capital para que convenciera al Senado de que la Primera Orden debía ser erradicada. De hecho, se rodó una escena en la que su jefa le encarga esa misión, pero la borraron. En mi opinión deberían haberla conservado, ya que servía para recordarnos la existencia de la República y explicaba las tensas relaciones entre Leia y la mayoría del Senado (que no veía a los villanos como un peligro y consideraba que ella era una extremista).

snoke20lucasfilm
Según los informes senatoriales, este señor es inofensivo y confiable.

Al parecer optaron por eliminar la escena para que viéramos a Leia por primera vez en su reencuentro con Han, pero podrían haber incluido a Korr en el filme añadiendo una pequeña trama para ella en Hosnian Prime: que llegara allí presentándose como emisaria de la Resistencia y se reuniese con varios políticos de peso, capaces de influir en el Senado para que abandonase la neutralidad y acabase con el reinado del terror del Líder Snoke, mencionando de paso que la flota republicana es la más poderosa de la galaxia y su intervención sería decisiva. Finalmente se reuniría con el canciller (que es el alienígena barbudo que está a su lado en el balcón) y cuando pareciera que está a punto de lograr su objetivo… ¡boom!

Así tendríamos a un personaje importante en la zona atacada y nos haríamos una idea clara de la gran ventaja que acaba de obtener la Primera Orden, noqueando a la única potencia galáctica capaz de rivalizar con ella en poderío armamentístico e interponerse en sus planes de dominación.

Sensación de estancamiento y fracaso

Tres décadas después de la muerte de Palpatine y de la redención de Vader, las cosas en la galaxia parecen estar casi igual. La Orden Jedi no existe, hay un imperio de corte nazi (ahora con toques de extremismo religioso a lo Estado Islámico) amenazando de nuevo la libertad y reventando planetas con una mega-estación espacial y los buenos vuelven a ser un grupo en inferioridad de condiciones que opera clandestinamente. La única cosa diferente es la existencia de la República, pero como durante media película no hace nada y en la otra media está incapacitada, pues como si no existiera. Y si las cosas parecen seguir igual, un sale preguntándose de qué han servido los episodios IV, V y VI.

09771450222737695748

Y esta sensación también afecta a los protagonistas de la trilogía original, de una manera mucho más grave. Ninguno de ellos parece haber avanzado en sus vidas. Es más, diría yo que justo lo contrario: han vuelto al punto de partida. Comparemos cómo debutaron en Una nueva esperanza y cómo reaparecieron aquí:

  • Leia forma parte de la cúpula de un grupo rebelde (Alianza / Resistencia) que lucha por la libertad contra un vil y malévolo régimen (Imperio / Primera Orden), cuyos líderes son un místico deformado (Palpatine / Snoke) y un ejecutor enmascarado y de negro relacionado con ella por sangre (su padre Vader / su hijo Kylo).
  • Luke está viviendo un planeta muy lejano (Tatooine / Ach-To), ajeno a lo que sucede en el resto de la galaxia y sin poder salir de allí (porque su tío Owen le retiene con excusas / presuntamente por su sentimiento de culpa).
  • Han y su amigo Chewbacca son una pareja de intrépidos contrabandistas que viven en peligro constante de ser asesinados debido a sus numerosas deudas con la mafia espacial (Jabba el Hutt / Banda Mortal Guaviana y el Kanjuklub).

Además, esta regresión viene acompañada del fracaso. Nuestros héroes, a los que vimos la última vez triunfantes en Endor, no han tenido éxito 30 años después. La nueva Orden Jedi levantada por Luke no duró ni una generación y el giro maligno de Kylo Ren le pone en evidencia como maestro y como tío. Leia no consiguió contribuir de forma efectiva a la construcción de una República digna del esfuerzo que requirió reimplantarla, perdió a su hijo de la peor forma posible y su matrimonio se malogró. En cuanto a Han, dio la espalda a la causa y a su esposa y regresó a su antigua vida delictiva para no enfrentarse al horror de ser el padre de un monstruo.

En resumen, parece que todo lo que los tres han vivido, todo por lo que han sufrido y luchado durante tantos años no ha valido de nada. Habrá que esperar hasta el 2019 para ver si sus esfuerzos finalmente dan fruto y la galaxia puede dejar atrás las guerras civiles (con esta van tres en 60 años). Haciendo honor al título de la película original que nos conquistó, cuando las cosas se ponen feas siempre nos queda una nueva esperanza.

luke

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s