Los negros y los rojos, Parte II (t) Guerra por el Trono de Hierro

Traducción del texto original de Steve Attewell, publicado el 01/03/2015.

En el ensayo previo intenté averiguar los orígenes de la Primera Rebelión Fuegoscuro y las razones que llevaron a cada Casa a escoger bando, pero lo bien cierto es que sabemos muy poco sobre este conflicto, sobre todo en comparación con la tremenda cantidad de información que obtuvimos de la Danza de los Dragones en “La princesa y la reina”. La sublevación de Daemon Fuegoscuro dividió al país en dos y duró al menos un año, pero solo conocemos una batalla.

155 (4)

Sin embargo, es posible utilizar el método histórico para reconstruir el curso de los acontecimientos desde el principio hasta el final del conflicto, aunque todas mis conclusiones serán especulativas hasta que obtengamos más datos en “Vientos de Invierno”, las futuras historias de Dunk y Egg o el cercano “Fuego y Sangre”.

El estallido

Volviendo a donde nos quedamos, cuando Daemon tomó finalmente la decisión de apoderarse del Trono de Hierro, su plan (o el de Aceroamargo) para hacer público su reclamo fue interrumpido bruscamente cuando:

“Pronto llegó a oídos del rey Daeron la noticia de que Fuegoscuro tenía intención de declararse rey durante el cambio de la Luna (…) El Dragón Rojo y el Negro, obra sin terminar, sugiere que otros de los Grandes Bastardos, Brynden Ríos, fue quien lo contó (…) El rey envió a la Guardia Real para que arrestara a Daemon antes de que pudiera llevar más lejos sus planes de traición. Daemon fuego advertido de ello y con la ayuda del famoso, temperamental y valeroso caballero Ser Quentyn Ball, apodado Bola de Fuego, pudo escapar sano y salvo de la Fortaleza Roja. Los aliados de Daemon Fuegoscuro utilizaron este intento de arresto como casus beli, alegando que Daeron había actuado contra su medio hermano movido por el miedo y sin motivos.”

El Mundo de Hielo y Fuego (WOIAF), página 102

Este cita es muy interesante por varias razones: en primer lugar, muestra el papel crítico que Cuervo de Sangre estuvo jugando en el conflicto desde el principio (de hecho, es posible que se convirtiera en el Consejero de Rumores como resultado de este chivatazo, lo que explicaría su ascenso posterior a Mano del Rey), asegurándose de que el anuncio formal de Daemon no sucediera. Del mismo modo, vemos que Quentyn Ball “Bola de Fuego” fue fundamental para que se iniciara la guerra porque sin él la rebelión habría sido abortada antes incluso de comenzar y Daemon hubiera terminado sus días en la misma celda que su hijo y tocayo ocuparía años después.

En segundo lugar, el hecho de que Cuervo de Sangre tuviera topos dentro del grupo de Daemon y que Aceroamargo los tuviera en el de Daeron II (de ahí que alguien le avisara de que iban a encarcelarlo) señala el papel decisivo que jugó el espionaje durante la Rebelión Fuegoscuro, al igual que en la Danza de los Dragones y en la Guerra de los Cinco Reyes. En relación con esto, sabemos que Daemon y Aceroamargo contrataron al legendario ladrón Dedos Veloces para que robara varios huevos de dragón de los Targaryen, quizás con el fin de usarlos como símbolo de legitimidad, para intentar que un “verdadero dragón” los ayudase a eclosionar o simplemente por su inmenso valor económico.

b80efe238450e7edb1f68383a568149c
Los “Grandes Bastardos” de Aegon IV.

En tercera lugar, vemos que por muy pacífico que se hubiese mostrado con los dornienses, Daeron estaba dispuesto a utilizar la fuerza para mantener su posición y que su corte no era monolítica (no en vano alguien filtró su orden de arrestar a Daemon). Es posible que Lord Butterwell, la Mano del Rey del momento, un hombre que “hizo un trabajo tan catastrófico para contener la Rebelión que su lealtad fue puesta en duda por mucha gente”, fuese quien advirtiera al pretendiente de que iban a detenerlo, bien por lealtad hacia él o porque esperaba que huiría al exilio sin iniciar una guerra. Lord Cuervo de Sangre fue posiblemente el cabecilla del sector más duro y más intransigente de la corte (junto con la siguiente Mano, Lord Hayford), llegando a organizar su propio ejército privado, los Picos de Cuervo, para defender a su medio hermano contra su otro medio hermano. Como veremos más adelante, el príncipe Baelor Rompelanzas pareció liderar la facción más moderada.

La pregunta que nos queda es: ¿a dónde se dirigió Daemon después de escapar de la Fortaleza Roja? Se le había otorgado “una extensión de tierras cerca del Aguasnegras y el derecho a levantar en ellas un castillo”, pero probablemente no acudió allí. Aunque su señorío se encontraba cerca del límite sudoeste de las Tierras de la Corona, ya que sus vecinos eran los Cockshaw del Dominio (TMK), seguía estando demasiado cerca de Desembarco del Rey, donde Daeron II era fuerte. Como explicaré en la próxima sección, creo que los Fuegoscuro encontraron refugio en el Dominio.

house_blackfyre_wallpaper_1920x1080_by_yarrogarm-d7i72qc

Y allí mismo Daemon hizo público su reclamo al Trono de Hierro. Se alzaron unos estandartes que invertían los colores tradicionales de la Casa Targaryen para mostrar un dragón negro sobre fondo rojo y los rebeldes declararon que Daemon, el hijo bastardo de la princesa Daena, era el primogénito legítimo del rey Aegon IV y que su medio hermano Daeron era el auténtico bastardo y no tenía derecho a ceñir la corona. A partir de aquí, las cosas se vuelven muy borrosas, ya que no sabemos demasiado de lo que ocurrió entre la proclamación del Dragón Negro y la batalla del Prado Hierbarroja, que tuvo lugar al año siguiente.

Opino que lo que sucedió desde ese momento debió parecerse mucho a las etapas iniciales de la Rebelión de Robert, cuando Jon Arryn convocó a sus banderizos y se produjeron enfrentamientos entre leales y rebeldes en el Valle, las Tierras de la Tormenta y las Tierras de los Ríos. Como ya mencioné, la Mano de Daeron (Butterwell) resultó completamente ineficaz a la hora de responder al desafío rebelde, como también lo fue la Mano de Aerys el Loco, aunque en su caso esta torpeza pudo deberse a que en secreto colaboraba con los Fuegoscuro y les estaba dando un muy necesario respiro que les permitiera convocar a sus partidarios, reunir un ejército mayor y consolidar su posición barriendo a los realistas locales, del mismo modo que los pro-Targaryen aplastaban a los simpatizantes del Dragón Negro en sus zonas.

roberts_rebellion

“El Mundo de Hielo y Fuego” nos dice que, en esta época, “muchas batallas se libraron entre los dragones negros y los rojos en el Valle, el Oeste, las Tierras de los Ríos y otros lugares”. La mención al Valle probablemente se deba a la rebelión de la Casa Sunderland, ya que aparte de esto la región parece haberse mantenido leal a la Corona (aunque hasta que no hubieron terminado de someter a estos vasallos levantiscos los Arryn no pudieron enviar tropas a Desembarco del Rey). Las Tierras de la Tormenta eventualmente respaldaron a los rojos, quizás debido a los esfuerzos del príncipe Baelor (si bien la presencia de dos Cole y un Peasebury en la Compañía Dorada durante “Danza de Dragones” sugiere que estas familias se unieron a los negros). En cuanto al Dominio, la influencia de Daemon allí era incontestable y se extendía en buena medida también a las Tierras de los Ríos, donde los Bracken, los Frey, los Grey, los Heddle, los Nayland, los Paege y los Shawney militaban en sus filas y también lo hacían a medias los Lothson de Harrenhal, los Strong y los Mudd.

Esta fase inicial de reclutamiento y elección de bandos nos ayuda a entender por qué no se produjo un enfrentamiento directo entre el ejército de Daemon y el de Daeron hasta un año después.

GM-TA-09-BLK-1_e84bf799-d649-4edc-aed4-f162bfee9423_1024x1024 (1)

El Dragón Negro en el Dominio

Antes comenté que Daemon Fuegoscuro buscó refugio en el Dominio, donde sus fieles eran más numerosos y fuertes. No obstante, hizo algo más que simplemente alzar sus estandartes y combatir en el Prado Hierbarroja y lo que hizo fue verdaderamente novedoso que lo distingue de otros rebeldes de Poniente: fijó una capital alternativa, con su propia corte y gobierno. ¿Qué pruebas tenemos de que tal cosa sucedió? Una vez más, el método histórico puede ayudarnos:

“Dunk miró la moneda más de cerca. El rostro que mostraba era el de un hombre joven, afeitado y bien parecido. El rey Aerys llevaba barba en sus monedas, al igual que el viejo rey Aegon. El rey Daeron, que había reinado entre ambos, iba afeitado, pero no era él. Y la moneda no parecía ser tan vieja como para haber sido usada en los tiempos de Aegon el Indigno. Dunk frunció el ceño ante la palabra que había debajo del rostro. Seis letras. Parecía ser igual a la que había visto en otros dragones de oro. “Daeron”, leyó, pero Dunk conocía el rostro de Daeron el Bueno y ese no era él. Cuando volvió a mirar, vio algo extraño en la forma de la cuarta letra. No era… “Daemon”, le espetó. “Dice Daemon. Nunca hubo un rey Daemon, solo…”.
– El pretendiente Daemon Fuegoscuro acuñó su propia moneda durante la Rebelión.”

El caballero misterioso

Las carreras de muchos historiadores se han construido a veces sobre la base de una sola moneda, que puede convertirse en una auténtica fuente de información. Que Daemon acuñara monedas no es cosa menor, por todo lo que implica. El hecho de que produjera su propio dinero quiere decir que tenía una Casa de la Moneda para fabricarlo y un Tesoro Real donde almacenarlo y funcionarios que trabajaran en ambas instituciones. Significa que había oficiales Fuegoscuro usando esas monedas para comprar comida para alimentar al ejército y caballos, uniformes, estandartes, armas y armaduras para las tropas. También nos indica que había un significativo número de personas que aceptaron esas monedas como dinero legítimo. Teniendo en cuenta que el dinero histórico surgió como forma para abonar los impuestos reales, esto muestra que en las regiones bajo su control Daemon pudo exigir a la gente que pagara impuestos a sus señores con esas monedas y luego exigir a dichos señores que las aceptaran como un pago válido y que luego las utilizaran para pagarle a él, su rey.

Para coordinar todo esto, Daemon habría necesitado un Consejero de la Moneda, con todos los demás cargos de apoyo que le acompañan (Guardianes de las Llaves, un Contador Real, un Balanza Real, oficiales encargados de las acuñaciones, capitanes portuarios, recaudadores de impuestos, etc.). En otras palabras, una burocracia.

alfonso_x_el_sabio_y_su_corte

Y puesto que para albergar a todas estas personas, máquinas, registros y monedas hacen falta edificios, no es difícil deducir que Daemon debió haber tenido una capital permanente, en una algún lugar donde se sintiera absolutamente seguro. ¿Y qué otro lugar había, aparte del Dominio, donde los Fuegoscuro pudieran estar tranquilos?

Podemos aprender mucho sobre las cualidades políticas de Daemon mirando esta moneda. Con mucha frecuencia se le ha tildado de atleta sin cerebro, de hombre que cabalgaba con arrogancia hacia la gloria o la muerte. PEro esta moneda demuestra que Daemon entendía el poder institucional: ejercer el señorío y cobrar impuestos te ayuda a equipar y abastecer ejércitos y a comprar mercenarios, cosas que Daemon tenía intención de hacer en grandes cantidades (según el testimonio de Eustace Osgrey en “La Espada Leal”, Lord Bracken fue enviado a Myr y regresó con un ejército de ballesteros, aunque no llegó a tiempo para la batalla final por culpa de un temporal).

Del mismo modo, también era consciente del poder del simbolismo: si las personas están dispuestas a entregar sus productos a cambio de unas monedas que llevan tu rostro, eso significa que tú eres el rey, en sus corazones y sus mentes. Daemon entendió estas cosas más que ningún otro pretendiente al trono en “Canción de Hielo y Fuego”, más que Renly (que sabía de simbolismo pero no de instituciones), más que Robb (que habló de ello pero nunca lo llevó a la práctica), ciertamente más que Joffrey y mucho más que Balon.

tumblr_inline_p8xt32ucvl1r2igpf_500
Brynden Ríos, alias Cuervo de Sangre.

Cuervo de Sangre también lo entendió. Se aseguró de que todas esas monedas se convirtieran en “oro de los rebeldes, oro del traidor”, de modo que “era traición poseer una moneda así y dos veces más traición usarla”. Se trató de un castigo astuto, pues se aseguraba de que todos aquellos que hubiesen invertido en la legitimidad de Daemon, aunque solo fuese pasivamente al aceptar sus monedas, ahora tuviesen que vivir con una riqueza no sólo inútil sino peligrosa… a menos que derritieran las monedas, cometiendo así simbólicamente traición hacia los Fuegoscuro con cada dragón de oro, venado de plata o estrella de cobre que desfiguraran.

Además, esto nos deja un pequeño e interesante misterio. ¿Cómo pudo un simple caballero con tierras como Daemon Fuegoscuro hacerse con todo el oro que hacía falta para hacer circular monedas por un continente tan grande como Poniente? El único lugar que se me ocurre en el que haya tanto oro es en el Oeste, pero con los Lannister siendo leales al rey Daeron Targaryen, dicho oro no vendría de Roca Casterly. El único otro lugar posible son los dominios de Robb Reyne (uno de los mejores caballeros de su tiempo y acólito al culto a la personalidad erigido en torno a Daemon “el Guerrero renacido”), el señorío de Castamere.

A diferencia de sus tradicionales socios, los Tarbeck, los Reyne no son clasificados como partidarios de los Fuegoscuro, como sí lo son otras familias que dieron su apoyo a los negros aunque sólo fuera a medias. Para mí, la conclusión más simple y lógica es que los Reyne pusieron a disposición del Dragón Negro las “ricas vetas de oro y plata que habían hecho que los Reyne fuesen tan ricos como los Lannister” (WOIAF, p. 203), sin duda con la esperanza de que una vez que Daemon fuese rey les recompensaría convirtiéndolos en los señores supremos del Oeste y mucho más.

En resumidas cuentas, Daemon contaba con el apoyo de la mitad del reino, un poder institucional y simbólico que lo convertía en el gobernante efectivo del Dominio y también tenía todo el oro que necesitaba. La ofensiva de los Fuegoscuro podía comenzar.

832f4789d2bdf8309016672a7abfc9dd

Primera fase de la ofensiva: arrasando en el Oeste

Cuando empiezan las hostilidades, la información que recibimos se vuelve más escasa y fragmentada: sabemos que hubo cuatro batallas y tres marchas, aunque no en qué orden ocurrieron. A continuación expondré mi teoría sobre el desarrollo de la contienda.

Recordemos: el poder de los Fuegoscuro estaba en el Dominio y probablemente allí fue donde Daemon reunió a su ejército antes de conducirlo a la batalla. Pero el pretendiente no llevó a sus tropas directamente a Desembarco del Rey, claramente debido a que su inferioridad numérica le aconsejó no hacerlo aún. En consecuencia, Daemon desarrollaría una estrategia destinada a cohesionar y aumentar su base de poder mientras simultáneamente debilitaba la de su medio hermano y, de paso, demostraba que Daeron II no era ya realmente el rey (mi teoría es que Daemon y sus seguidores marcharon con un único contingente, con Ball como comandante táctico, por razones de simplicidad).

Batalla sobre el Mander

En mi mente, el primer enfrentamiento entre los Fuegoscuro y los Targaryen se produjo en el “cruce del Mander, donde Bola de Fuego mató uno por uno a los hijos de Lady Pensore (…) dicen que le perdonó la vida al más joven como un gesto de bondad hacia su madre” (TMK). Dadas las ubicaciones geográficas de las batallas que hubieron a continuación, creo que esta tuvo que ser la primera y que se libró cuando Daemon estaba marchando con sus huestes del Este al Oeste. Es de destacar que el Señor Supremo del Dominio no figura entre las Casas que participaron en la lucha en el bando realista (formado, aparte de por los Penrose, quizás también por los Webber o los Caswell, cuyo puente tal vez era el que estaban cruzando los Fuegoscuro).

2-map1

Habiendo ya cruzado y con el Dominio firmemente bajo su control, Daemon continuó su avance recorriendo la costa oeste del Dominio y luego tomando el Camino del Océano. Su objetivo sería claro: Roca Casterly.

Batalla a las puertas de Lannisport

Lo siguiente que oímos de los Fuegoscuro es que obtuvieron una aplastante victoria en Lannisport, donde “Bola de Fuego mató a Lord Lefford y obligó a Lord Damon Lannister (más tarde conocido como El León Gris) a retirarse apresuradamente y esconderse dentro de La Roca” (TMK, WOIAF). ¿Cómo logró Ball, solo o junto a Damon, derrotar al Guardián del Occidente, un hombre conocido por sus gestas militares y con 45.000 hombres a su disposición, sin el apoyo expreso de ninguna de las grandes Casas? Creo que la respuesta está en una hábil combinación de excelencia marcial por parte de Bola de Fuego, Daemon y sus seguidores y a una revuelta desde abajo.

Tengamos en cuenta que los Fuegoscuro llegaron hasta las puertas de Lannisport antes de encontrar oposición. Hay algo mal aquí: el propósito de Refugio Quebrado es actuar como primera línea de defensa del Oeste ante un ataque desde el Dominio. ¿Entonces cómo es que la Casa Crakehall no luchó? Si asumimos que Redtusk (uno de los pro-Fuegoscuro más renombrados) era un Crakehall, algo muy posible, entonces lo que sucedió es que esta familia cambió de bando y combatió por el Dragón Negro, añadiendo su numerosa hueste a sus filas.

blackfyre255bsword255d2

De modo que, cuando Lord Damon Lannister y el anónimo Lord Lefford se encontraron con los Fuegoscuro en campo abierto, se enfrentaron a un ejército fresco y en constante crecimiento. A pesar de todo, los Lannister deberían haber prevalecido, pero por desgracia para ellos los Reyne y los Tarbeck estaban en realidad a favor del enemigo. Dado que sólo los primeros pudieron reunir muy apresuradamente 2000 hombres en el 261 AC, es muy posible que ellos y los Tarbeck pudieran comandar una fuerza de 6000 soldados, que se cambiaría de bando en mitad del enfrentamiento y condenaría a los Lannister a la derrota, como sucedió con frecuencia en la vida real durante la Guerra de las Dos Rosas. No es de extrañar que “los rebeldes del Dragón Negro obtuvieran victorias notables en las Tierras del Oeste”.

Batalla en el Colmillo Dorado

Con los Lannister enjaulados en Roca Casterly y sus otras “victorias notables”, Bola de Fuego y compañía quebraron cualquier resistencia en el Colmillo Dorado (ibid). Después de aquello, Daemon Fuegoscuro era el dueño de dos de los Siete Reinos y su hermano Daeron II había pasado de cinco grandes Casas de su lado a cuatro (o de seis a cinco si se cuentan las Tierras de la Corona). Y con el Comillo Dorado caído, los rebeldes ya no podían ser rodeados por los realistas en el Oeste. El camino al Este estaba abierto y la gran ofensiva podría continuar.

Segunda fase de la ofensiva: la marcha por las Tierras de los Ríos

Esta es la parte de la Primera Rebelión más borrosa y poco clara y admito que estoy trabajando con solo unas pocas piezas fragmentadas de información. La primera es que, en la guerra “se libraron muchas batallas entre los dragones negro y rojo en las Tierras de los Ríos” (WOIAF, p. 102). La segunda es que, a pesar de que los Tully fueron “leales a la Casa Targaryen a lo largo de todas las rebeliones Fuegoscuro”, no participaron en la batalla del Prado Hierbarroja, cuando en la Danza de los Dragones sí que habían tomado partido activamente fuera de sus lindres. (WOIAF, p. 160). La tercera es que la única razón para librar una batalla en el Colmillo Dorado es para obtener el control del paso y así poder moverse libremente hacia el oeste y hacia el este.

2-map2

Creo que los Fuegoscuro, ahora con un ejército que combinaba tanto a hombres del Dominio como del Oeste, marcharon por el Camino del Río aplastando toda oposición, como harían Tywin y Jaime Lannister cien años después. Salvo que esta vez, cuando los Fuegoscuro entraron en las tierras ribereñas se enfrentaron a una oposición no unificada y desorganizada. Por otro lado, la causa realista sufrió un duro golpe cuando los Bracken, los Frey, los Grey, los Heddle, los Nayland, los Paege, los Shawney y algunos sectores de las Casas Butterwell y Lothson acudieron en masa a jurar lealtad al Dragón Negro.

Con el grueso de sus banderizos volviéndose contra ellos y solo las tropas de las Casas Blackwood y Smallwood de su parte, los Tully fueron presumiblemente derrotados y forzados a refugiarse tras los muros de Aguasdulces. Como prueba de esta interpretación está el hecho de que en el 211 “Lord Tully era un niño de doce años, rodeado de mujeres” (TSS). Eso situaría su fecha de nacimiento en el 203, solo unos pocos años después de la Primera Rebelión, y si el Lord Tully que conocieron Dunk y Egg no tenía padre y tampoco un primo o un tío varón que pudiera actuar como su regente, eso significa que el Señor de Aguasdulces del año 196 murió de manera prematura, tal vez luchando contra los Fuegoscuro (o resultó herido grave y falleció poco después), junto a muchos de sus parientes cercanos.

tumblr_n1mh94vaxb1syfoijo10_500

Una vez reforzado por sus partidarios ribereños y con las tropas leales de la región derrotadas, Daemon ahora tenía tres reinos bajo su control (y quizás a esas alturas ya podría tener cuatro, si es que los Greyjoy se ofrecieron como aliados a los Fuegoscuro aquí o en la Tercera Rebelión) y Daeron II había caído a tres o cuatro (dependiendo de si las Tierras de la Tormenta apostaron por él desde el principio o se unieron a su causa más adelante). A pesar de todo, Aceroamargo, Bola de Fuego y Daemon no estaban dispuestos todavía a enfrentarse a los ejércitos combinados del Valle, las Tierras de la Corona y Dorne si podían evitarlo.

La estratagema de Yronwood

“Los antepasados de Lord Yronwood cabalgaron con Aceroamargo durante tres de las rebeliones Fuegoscuro” 

Festín de Cuervos, capítulo 14

Una de las cosas que complica un poco la narración del sentimiento anti-dorniense como motiv de la rebelión de Daemon es que los Fuegoscuro también contaron con partidarios en Dorne: los poderosos Yronwood, sus vasallos los viciosos Wyl y los Santagar de Bosquepinto. Y para muchos de ellos aquello no fue una alianza pasajera: los Yronwood lucharon en tres de las cinco sublevaciones y Tom el Carnicero (casi seguro un Santagar) fue miembro de la Banda de los Nueve.

Para los Yronwood, era una cuestión de identidad. Eran de sangre real, descendientes de la Primeros Hombres de Dorne, que lucharon contra los invasores ándalos (los Martell) y los colonizadores Rhoynar (Nymeria) para mantener libre su patria. Al igual que los Reyne en el Oeste, los Lothson y los Frey en Los Ríos, los Peake, los Oakheart y los Hightower en el Dominio, los Yronwood eran “vasallos poderosos” que soñaban con reemplazar a sus señores feudales como Príncipes de Dorne, lo cual sugiere que Daemon tenía más cosas en mente que simplemente repetir la conquista de Daeron I.

T_Jedruszek_Lord_Anders_guard (2)
Lanceros de la Casa Yronwood.

El levantamiento anti-Martell ayuda a explicar la estrategia militar Fuegoscuro: ubicados en la zona oriental de Dorne y controlando el crucial paso de Sendahueso, los Yronwood y sus aliados podían bloquear a los Martell y sus tropas e impedir que acudieran al noroeste y se unieran al Valle y las Tierras de la Corona (y quizás también a las de las Tierras de la Tormenta). La posibilidad de que los dornienses pro-Targaryen marcharan por el noroeste también resultaba imposible, ya que las tropas Fuegoscuro que quedaban en el Dominio mantenían cerrado el Paso del Príncipe. En este escenario, el ejército del Dragón Negro ya contaba con una abrumadora superioridad numérica sobre los rojos de cara al enfrentamiento definitivo.

Y aquel plan podría haber funcionado de no ser por Baelor Rompelanzas, el único hombre que alguna vez superó a Daemon Fuegoscuro. De algún modo, quizá utilizando su parentesco político con los Dondarrion, Baelor consiguió unir a la mayoría de señores tormenteños en defensa del rey Daeron II, a pesar de que todos ellos tenían más motivos para unirse al otro bando. Con los señores de las Tierras de la Tormenta de su lado, Baelor podría haber barrido fácilmente las defensas de Lord Yronwood mientras los Martell se movían hacia arriba y ambos ejércitos unían fuerzas. Sin embargo, los Yronwood y sus partidarios lograron resistir lo suficiente como para que Baelor no pudiera unir a los Martell a sus filas antes de la batalla final. Es más, si no hubiera dejado de intentar romper el bloqueo tal vez Rompelanzas hubiera llegado tarde al combate en el Prado Hierbarroja y en tal caso él hubiera sido el que tuviera que exiliarse y crear una compañía mercenaria en Essos.

El papel de la suerte

Fue aquí cuando la suerte de Daemon comenzó a agotar, mientras la pluma de GRRM conspiraba en su contra. Para empezar, Lord Butterwell, probablemente un topo de los Fuegoscuro en la corte de Daeron II (o simplemente una Mano en extremo ineficaz) fue sustituido por “Lord Hayford, un destacado realista al que el rey nombró Mano justo antes de la batalla” (TSS). Por lo tanto, en la hora decisiva las fuerzas Targaryen contarían con un comandante eficaz coordinando sus operaciones. Luego “las tormentas retrasaron la llegada de Lord Bracken y los ballesteros myrienses”. Estos ballesteron hubieran representado una adición oportuna y letal para las filas del Dragón Negro: con su ayuda tal vez habrían podido desbaratar la formación defensiva del ejército real y avanzar más rápidamente. Por si esto fuera poco, Daemon perdió a su mejor comandante, Ser Quentyn Ball, cuando “un arquero disparó una flecha contra su gargante mientras bebía agua en un arrollo la víspera de la batalla”. (TMK)

medieval-archery

Al mismo tiempo, algunos seguidores de los Fuegoscuro empezaron a pensárselo dos veces (como dijo Lord Osgrey, Hightower, Tarbeck, Oakheart y Butterwell no aportaron todas sus fuerzas a la causa y trataron de “mantener un pie en cada bando”). Este pudo haber sido el momento en que Torwyn Greyjoy traicionó a Aceroamargo, quizás negándose a prestarle sus barcos para trasportar a su ejército a Desembarco del Rey. Más importante aún, “Manfred Lothson demostró ser un traidor”. No está claro en qué consistió esta traición. Puede ser que los Lothson retuvieran unas tropas con las que Daemon contaba necesariamente, aunque en el año 300 todavía había un Lothson sirviendo en la Compañía Dorada, por lo que al menos algunos de ellos permanecieron claramente con los Fuegoscuro, lo que sugiere que la familia se dividió entre negros y rojos (como pasó con los Hightower, los Tarbeck, los Oakheart y los Butterwell). También puede ser que Manfred filtrara a Cuervo de Sangre la ruta que los Fuegoscuro pretendían seguir para llegar a Desembarco del Rey y así los realistas bloquearan el Camino Real de tal modo que Daemon no tuviera más remedio que girar hacia el oeste y tomar el Camino Dorado.

A pesar de estos contratiempos, Daemon tenía tres reinos y un poderoso ejército de su lado y estaba a poca distancia de la capital y el Trono de Hierro. Había llegado demasiado lejos como para dar marcha atrás. Iba a seguir adelante y lo arriesgaría todo en una batalla que decidiría el fin de la guerra.

El conflicto final: Prado Hierbarroja

Y así llegamos a la Batalla del Prado Hierbarroja, el único enfrentamiento bélico de la Primera Rebelión del que tenemos una cantidad decente de información y, aún así, todavía no sabemos dónde demonios ocurrió realmente la batalla. Bryndenbfish de Wars and Politics of ASOIAF, Aziz del podcast de History of Westeros y yo no hemos podido llegar a una conclusión definitiva.

No obstante, tras leer los textos y realizar algunos análisis topográficos, hemos reducido las posibilidades a dos. La primera es que Daemon y los suyos estaban avanzando a Desembarco del Rey desde el norte, desde el Colmillo Dorado y reuniendo a todos sus partidarios en las Tierras de los Ríos, donde no encontrarían ningún problema al estar los Tully neutralizados. Sería la ruta más directa, lo cual conviene si quieres alcanzar la capital antes de que los Martell puedan romper el bloqueo Yronwood. La otra posibilidad es que Daemon llegara a Desembarco del Rey desde el sur. En tal caso, como la región que hay entre Harrenhall y Desembarco del Rey es bastante plana, el único lugar donde podría haber una cresta que desempeñara un rol vital en la lucha son las colinas de los alrededores de Ladera. Elegid la opción que prefiráis.

2-map3

Independientemente de dónde ocurriera, la batalla del Prado Hierbarroja fue uno de los combates terrestres más grandes y sangrientos en la historia de Poniente, en el que “diez mil hombres murieron por la vanidad de Daemon Fuegoscuro y muchos más resultaron heridos y mutilados”. (WOIAF, p. 102). Ser Eustace nos ofrece una descripción conmovedora de la batalla que transmite tanto la gloria como el horror que supuso:

“Una gran batalla es algo terrible… pero en mitad de la sangre y la carnicería a veces también hay belleza, una belleza que podría romperte el corazón. Nunca olvidaré la forma en que lucía el Sol cuando se posó sobre el Prado Hierbarroja… Diez mil hombres habían muerto y el aire estaba lleno de gemidos y lamentos, pero sobre nosotros el cielo se volvió dorado, rojo y naranja, tan hermoso que me hizo llorar el saber que mis hijos nunca lo verían”.

La espada leal

También es un enfrentamiento del que contamos con información suficiente para analizarlo con claridad. Según las pistas textuales, parece probable que los leales se dividieran en tres contingentes, con Lord Arryn dirigiendo la vanguardia, el príncipe Maekar el flanco izquierdo y Lord Hayford, la Mano, en el centro. Los Fuegoscuro también se dividieron, pero con una diferencia principal: Daemon había invertido el orden tradicional de batalla y colocado la vanguardia a la izquierda bajo su mando personal, con Lord Peake en el centro y Aceroamargo a su derecha.

2-daemonscharge
La carga de Daemon y la llegada de Cuervo de Sangre.

Con los realistas adoptando una posición defensiva, bloqueando su avance hacia Desembarco del Rey, Daemon dio inicio a la batalla con una atronada carga contra la vanguardia real, “rompiendo el contingente de Lord Arryn en piezados y matando al Caballero de Nuevestrellas y a Wyl Waynwood el Salvaje y haciendo que sus soldados del Valle se retiraran presas del pánico”. Al mismo tiempo, su centro y su derecha avanzaron y chocaron frontalmente contra las fuerzas enemigas. El centro leal bajo Lord Hayford pareció estar a punto de ceder tras la muerte de la Mano del Rey, derribado por “un señor con tres castillos en el escudo”. En ese momento, Daemon Fuegoscuro pudo haber seguido presionando a la caótica vanguardia Arryn y lanzarse sobre el centro, lo que lo hubiera permitido romper “el flanco izquierdo de Maekar antes de que Cuervo de Sangre alcanzara la cresta. El día habría pertenecido a los dragones negros, con la Mano asesinada y el camino hacia Desembarco del Rey despejado para ellos” (TSS).

Desafortunadamente para Daemon, “se enfrentó a Ser Gwayne Corbray, de la Guardia Real, y durante casi una hora bailaron juntos sobre sus caballos, girando, dando vueltas y lanzándose cuchilladas mientras los hombres morían a su alrededor” (idib). Este duelo no representó en sí mismo un peligro para su persona, pues como dice Ser Eustace “Daemon era el guerrero renacido ese día y ningún hombre podía hacerle frente”, pero sí lo supuso por la demora que se produjo cuando, tras haber derrotado a Ser Gwayne, Daemon se detuvo para ordenar que su rival malherido fuera sacado de la batalla con seguridad y atendido por los maestres en retaguardia, una actitud caballeresca que prevaleció sobre el pragmatismo militar en el momento más equivocado.

fadly-romdhani-blackfyre-rebellion-lowres

Como dice Ser Eustace, aquello “fue un error mortal porque los Picos de Cuervo habían conquistado la cima de Cresta Llorosa”. Haciendo uso de su característico pragmatismo, Brynden Ríos se mostró implacable y dispuesto a emplear todos los métodos que fuesen necesarios para alcanzar la victoria:

“Primero mató a Aegon, el mayor de los gemelos, porque sabía que Daemon no se apartaría del muchacho mientras quedara algo de calor en su cuerpo. Y no se apartó, pese a que las flechas blancas caían como lluvia sobre él. Siete de ellas lo atravesaron, guiadas tanto por la hechicería como por el arco de Cuervo de Sangre. El joven Aemon tomó la espada Fuegoscuro cuando se le escurrió de los dedos a su padre moribundo, de modo que Cuervo de Sangre lo mató también.”

La espada leal.

Con esta acción, Brynden Ríos consiguió alcanzar muchos objetivos: primero, detuvo a la vanguardia Fuegoscuro y la dejó sin liderazgo, asegurándose de que no pudiera continuar su avance y ganar la batalla antes de que Baelor llegara con refuerzos; segundo, devastó la moral del ejército rebelde, garantizando así que el impacto que se avecinaba la destruyera por completo; y tercero, aniquiló la razón de ser de la Rebelión al matar al Dragón Negro y a sus dos hijos mayores.

2-hammeranvil
El Martillo y el Yunque.

En ese momento, “el príncipe Baelor Rompelanzas apareció con una hueste de señores tormenteños y dornienses, cayendo sobre la retaguardia rebelde” como un “martillo”, mientras “los dornienses gritaban y llenaban el aire de lanzas”. El impacto de un ataque desde la retaguardia no puede exagerarse; hay muchos ejemplos históricos donde las unidades militares aguantan enormes pérdidas, algunas veces hasta del 90%, siempre que sus flancos estén protegidos, y también otras muchas situaciones en las que ejércitos numéricamente inferiores han podido vencer a sus oponentes más grandes atacando desde una dirección inesperada. Y los flancos izquierdo y central de los rebeldes no tenían ya a dónde ir, pues “el joven príncipe Maekar reunió lo que quedaba de la vanguardia de Lord Arryn y ejerció el papel de yunque implacable contra el cual los rebeldes fueron amartillados y destrozados”. Así nació una canción y una leyenda.

2-bittersteelsduel
El duelo de Aceroamargo.

Sin embargo, la batalla y la causa Fuegoscuro no terminaron allí. En una tremenda muestra de disciplina militar, valor y carisma personal dignos de enorme respeto, Aceroamargo reunió a todos los hombres que pudo y literalmente recorrió el campo de batalla de un extremo a otro escapando de la trampa de Maekar y Baelor y de algún modo se las arregló mientras lo hacía para recuperar la espada Fuegoscuro de las manos muertas del joven Aemon, asegurándose de que seguiría siendo el símbolo de los dragones negros durante cuatro generaciones más.

Y para que veamos que aquel caballero no era sólo un estratega de sangre fría, en su huida dirigió a su tropa sobreviviente contra la cresta donde se encontraba Cuervo de Sangre (el hombre que había matado a su rey y suegro, el hombre que le había robado los afectos de Shiera Estrellademar, el hombre que había representado la caída en desgracia de los Bracken en la corte del rey Aegon IV y con el que mantenía una disputa familiar que se remontaba miles de años atrás), con el cual entabló un combate personal y al que logró arrancarle un ojo.

H&L_Goldene_Kompanie

Como dijo el duque de Wellington acerca de la batalla de Waterloo, faltó muy poco para que el resultado fuese otro. Si “Daemon hubiera cabalgado sobre Gwayne Corbray, abandonándolo a su suerte, podría haber roto el flanco izquierdo de Maekar antes de que Cuervo de Sangre tomara la cuesta” y haber ganado la batalla. Incluso si no lo hubiera hecho, de haberse producido el más ligero retraso en la marcha de Baelor el temible Redtusk podría haber asumido el mando de la vanguardia negra, rodear a las tropas Targaryen por detrás mientras Aceroamargo las quebraba de frente y seguir avanzando hacia Desembarco del Rey en nombre de cinco hijos restantes de Daemon.

A esto hay que agregar todas las desgracias que afligieron al Dragón Negro antes de la batalla: si Bola de Fuego no hubiera sido asesinado el día anterior, podría haber liderado la vanguardia en vez de Daemon o haber estado en el centro, siendo más agresivo que Lord Peake y dividiendo al ejército Targaryen por la mitad; y si Lord Bracken hubiera llegado a tiempo con los ballesteros de Myr, quizás habrían podido neutralizar adecuadamente a los arqueros de Cuervo de Sangre.

4ab7f9a93da0a86bf031673ceb360304

Conclusión

Antes de terminar este ensayo, hay algunas cosas que se deben tener en cuenta sobre lo que ocurrió después de la Primera Rebelión Fuegoscuro. Aparte de que Baelor y Maekar ganaran su fama y de que el primero obtuviera el cargo de Mano del Rey, hubo otro ascenso, ya que Cuervo de Sangre se convirtió en uno de los principales consejeros reales y probablemente fue nombrado Consejero de Rumores. Esto creó una especie de división en el gobierno del reino, puesto que “Baelor dijo que la clemencia era lo mejor cuando se lidiaba con un enemigo honorable. Si un hombre derrotado cree que será indultado, depondrá su espada y doblará la rodilla. De lo contrario, luchará hasta la muerte y se llevará por delante a hombres inocentes y leales”. Por contra, “Lord Cuervo de Sangre dijo que cuando perdonas a los rebeldes sólo siembras las semillas de la próxima rebelión” (TMK).

Finalmente, Daeron II encontró un punto intermedio. Se puso de parte de su hijo el príncipe y no llevó a cabo una sangrienta campaña de juicios y ejecuciones, pero también demostró “una severidad que pocos esperaban”, lo que prueba que Bryden Ríos había alcanzado gran influencia: “los rebeldes sobrevivientes que doblaron la rodilla fueron indultados, pero algunos perdieron tierras, algunos títulos, algunos oro y todos tuvieron que entregar rehenes para asegurar su lealtad futura” (WOIAF, p. 102).

prisioneros_guerra_04

Irónicamente, esta solución intermedia pudo haber contribuido mucho a que las rebeliones Fuegoscuro continuaran, ya que los rebeldes perdonados nunca olvidaron sus antiguas lealtades y ahora tenían nuevos agravios contra la Corona por las tierras, fortunas y parientes de los que hubieron de desprenderse como pago por conservar la vida. Si hubieran sido ejecutados, como deseaba Cuervo de Sangre, los futuros pretendientes hubieran encontrado muy pocos amigos en los Siete Reinos. Por otro lado, de haber sido cortejados y seducidos como proponía Baelor y como Robert Baratheon logró hacer cien años más tarde, el mismo objetivo se podría haber conseguido con mucho menos derramamiento de sangre.

Desafortunadamente para Daeron II, él no fue el único que hizo política después de que callaran las espadas. Aceroamargo había rescatado de la derrota al núcleo duro de las fuerzas Fuegoscuro y, aunque se vio obligado a huir al exilio del mismo modo que escapó del Prado Hierbarroja, su ingenio se mantenía intacto. Antes de marchar a Tyrosh, pasó por las tierras de Lord Cockshaw y se llevó a los hijos supervivientes de Daemon: la estirpe del Dragón Negro continuaría, las rebeliones continuarían y Aceroamargo tendría su venganza.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s