Destruyendo a Stannis Baratheon (Parte I): La semilla del odio

No tengo ningún problema en admitir que Stannis no es una persona fácil de querer. Es serio, hosco, introvertido, arisco, demasiado directo en el trato, raramente sonríe y parece vivir en perpetuo enfado por los desprecios que ha sufrido en su vida. Sin embargo, también tiene buenas cualidades: es un eficaz administrador, un enemigo declarado de la corrupción florecida en la corte de su hermano, tiene una voluntad inquebrantable, aprecia a su modo a aquellos asesores que le son útiles y le dicen la verdad y no lo que desea escuchar (ya sean ex-delincuentes como Davos o bastardos como Jon), tiene un firme sentido de la justicia y es un comandante militar experto tanto en tierra como en mar.

stannis-baratheon (2)

Por desgracia para él, Bernioff y Weiss no le consideraban de su agrado y en Juego de Tronos lo que los espectadores vieron fue una versión envilecida del mediano de los Baratheon. Sus virtudes se minimizaron o eliminaron y sus defectos (los que tenía y unos cuantos que le añadieron) se maximizaron, hasta tal punto que el personaje ha quedado en la memoria popular de la mayoría de la audiencia como un villano. En esta serie de tres ensayos (La semilla del odio, El devoto del Dios Rojo y Muerte en el Norte) analizaré cómo alteraron el contenido de los libros para crear una visión de Stannis tan negativa como, en mi opinión, inmerecida.

El gran ausente

En las novelas, Stannis no aparece en persona hasta la segunda entrega, “Choque de Reyes”, pero está muy presente en la primera (se le menciona más de ochenta veces) y a través de lo que nos cuentan otros personajes podemos hacernos una idea clara de cómo es. Su papel en la trama también es enormemente relevante, ya que fue él quien sospechó que sus sobrinos no eran auténticos Baratheon y quien ayudó a Jon Arryn en su investigación para reunir pruebas. Cuando la Mano murió envenenado y Robert no le eligió para sustituirlo (lo que le hubiera dado poder para enfrentarse a los Lannister), Stannis volvió a Rocadragón y empezó a prepararse para la inevitable guerra de sucesión que tendría lugar cuando su hermano muriera.

Antes de que Bran les sorprendiera en flagrante delito, Cersei y Jaime ya nos habían informado de que “Robert no traga a sus hermanos” y de que Stannis “le provocaría una indigestión a cualquiera”. Renly también hace chanzas a su costa por su vieja propuesta de prohibir los burdeles y porque tiene una hija “tan fea” y una esposa con la que se relaciona “como quien se dirige al campo de batalla, con una expresión sombría en el rostro, pero decidido a cumplir con su deber”. Incluso su sobrino bastardo Gendry, al que solo vio un par de veces, guarda un mal recuerdo suyo porque le miraba “como si yo fuera un violador y me hubiera tirado a su hija”.

hbo_stannis_broods_on_dragonstone

No obstante, es Ned Stark quien más información nos da acerca de Stannis, lo cual es lógico porque está retomando la investigación que él y Arryn dejaron inconclusa. Y puesto que Lord Eddard no es su amigo pero tampoco su enemigo, creo que podemos considerar sus palabras como un testimonio objetivo. No le considera una persona agradable (“era austero, adusto, y su sentido del deber rozaba el fanatismo […] demasiado frío y orgulloso”), pero también es alguien que cumple con sus compromisos, trabajador (de ahí que resulte extraño que se haya ido y no haya dicho cuándo volverá) y a quien puedes encomendar altas responsabilidades porque tiene experiencia (“necesitamos un Guardián del Oriente […] Stannis demostró sobradamente su valía durante el asedio de Bastión de Tormentas”) y temple para asumirlas (“A Ned le costaba imaginar algo capaz de atemorizar a Stannis Baratheon”).

Sus enemigos menos despreciativos, como Tywin o Varys, comparten dicha opinión y por eso le consideran una amenaza para sus intereses y le respetan y temen por ello.

El tipo ese

En la serie, sin embargo, las cosas son bastante diferentes. Para empezar, Jon Arryn fue quien sospechó y quien investigó el asunto del incesto. Solo. Stannis no intervino para nada en la trama. Se supone que ostenta el mismo cargo gubernamental que en el libro (en la wiki tiene entre sus títulos el de consejero naval), pero no se menciona en ningún momento. Y su ausencia no recibe explicación. Ni siquiera una frase suelta en la que nos digan si está ocupado, si tiene vacaciones o si es que la gestión del reino se la trae el pairo y solo acude al Consejo cuando le da la gana, como Robert.

Yo apostaría a que los guionistas querían dar a entender esto último, ya que no será esta la única ocasión en que intenten meter a Robert y Stannis en el mismo saco. De hecho, la primera vez que el mediano de los Baratheon es mencionado en la serie, en el episodio 1×05 (“El lobo y el león”), Renly dice de él lo siguiente:

Mi hermano cree que quien no ha estado en la guerra no es un hombre. Me trata como si fuera un niño mimado […] Robert y Stannis no paran de decir que no soy lo bastante duro, que me espanta la visión de la sangre”.

Sin títfddfsulo

Hablando de Renly, lo suyo es justamente el proceso opuesto al de Stannis. A Bernioff y Weiss les cayó tan bien que no dudaron en cambiarlo por completo para hacer de él un personaje casi heroico. Por eso, en vez de mostrarlo como un atleta petulante que va de guerrero por la vida y participa regularmente en justas y torneos (aunque sin ser especialmente bueno), lo convirtieron en un erudito sensible que no toma parte en las justas, no sabe manejar la espada y odia la caza porque repudia la violencia. Y puesto que en los libros su popularidad se debía al enorme parecido que tenía con su hermano, el héroe de guerra, aquí nos dicen que le aman porque es un buenazo con todos.

Irónicamente, en las novelas el único pariente de Robert que sufrió burlas suyas por un acto de sensibilidad fue Stannis:

Cuando era niño, encontré una hembra de azor; estaba herida. La cuidé hasta que se recuperó y la llamé Ala Altiva. Se posaba sobre mi hombro, revoloteaba por las habitaciones siempre detrás de mí y comía de mi mano, pero no remontaba el vuelo. La llevé de caza una y mil veces, pero jamás voló más alto que las copas de los árboles. Robert la llamaba Ala Blanda. Él tenía un gerifalte llamado Trueno que no perdía la presa jamás. Un día, nuestro tío, Ser Harbert, me dijo que probara con otra ave. Que con Ala Altiva me estaba poniendo en ridículo. Y tenía razón.”

Stannis Baratheon a Davos. “Choque de Reyes”

Pero volvamos a la conversación del episodio 1×05. Renly continúa quejándose de su hermano mayor, mientras su amante Loras Tyrell le depila el pecho y las axilas pese a sus reticencias iniciales (muy simbólico ver cómo el Caballero de las Flores moldea a su novio según sus gustos, tal y como hará posteriormente cuando le convenza para aspirar al Trono de Hierro).

RENLY: Robert amenaza con llevarme de caza con él. La última vez que salimos fueron dos semanas caminando por entre los árboles con lluvia día tras día para que pudiera hundir la lanza en la carne de algo. Pero a Robert le encanta matar y es el rey.

LORAS: ¿Y cómo lo logró?

R: Porque le encanta matar y antes se le daba bien.

L: ¿Sabes quién debería ser rey? […] Mi padre podría ser tu banco. Nunca he luchado en una guerra, pero lucharía por tí.

R: Soy el cuarto en la línea…

L: ¿Y dónde estaba Robert en la línea de sucesión? Joffrey es un monstruo, Tommen tiene ocho años…

R: ¿Y Stannis?

L: Stannis tiene la personalidad de una langosta.

R: Sigue siendo mi hermano mayor.

Francamente, no sé ni por dónde empezar. Reducir la Rebelión de Robert a un simple asalto al poder por parte de un sanguinario señor de la guerra que se pasó por el arco del triunfo la línea de sucesión es de un simplismo absoluto. Los rebeldes tenían muy buenos motivos para alzarse contra el Rey Loco; la mayoría hubieran sido asesinados de no hacerlo. Aerys II era un peligro público y su hijo Rhaegar, aunque motivado por nobles ideales, tomó partido por él. No puedes ser leal a alguien que quiere matarte sin motivo. Y los demás Targaryen eran o niños y/o mujeres (es injusto discriminar por sexo, pero en Poniente lo hacen), con lo que el siguiente en la línea sucesoria era Robert. Parace que estos dos atolondrados señoritos faltaron a clase el día en que se explicaba esta lección.

loras-tyrell-e-renly-baratheon-gif-2

Por otro lado, pretender desposeer a un miembro de la Familia Real de sus derechos al trono por tener una personalidad aburrida es el colmo de la frivolidad. Renly hace bien en recordar a Loras que, a pesar de todo, Stannis continúa siendo su hermano mayor, pero el Caballero de las Flores encuentra un modo de ganar la discusión, cuyo primer paso es pinchar a su enamorado con la navaja en el pecho.

R: Me has cortado.

L: Es solo sangre. Todos la tenemos. A veces se vierte un poco. Si vas a llegar a rey, vas a ver mucha sangre. Tienes que acostumbrarte. Vamos, mira. El pueblo te ama, le encanta servirte porque eres bueno con él. Quiere estar junto a ti. Estás dispuesto a hacer lo necesario, pero no te jactas de ello. No te encanta matar. ¿Dónde está escrito que el poder es algo exclusivo de los peores, que los tronos solo están hechos para los odiados y los temidos? Serías un rey magnífico.

Con este discurso, rematado con una felación, Loras consigue convencer a su pareja de que merece gobernar. Sin duda, todo un ejemplo de manipulación basada en la adulación y el sexo. No obstante, los showrunners realmente compran el discurso del Tyrell en todos sus aspectos, puesto que en la temporada 2 el comportamiento de Renly se ajustará a esas características y en la más reciente temporada Bran Stark llegó a afirmar que “la Rebelión se basó en una mentira”, como si los asesinatos de Rickard y Brandon Stark y la posterior orden de ejecución de Robert y Ned hubiesen sido una comedia.

Roberts-Rebellion-2

En cualquier caso, aparte de meterse con su personalidad con ese símil animal tan raro, Loras indirectamente le ha dicho a la audiencia que Stannis pertenece al grupo de “los peores, los odiados y los temidos”. Eso son palabras mayores, que se concretarán un par de episodios después en una grave acusación cuando Renly se reúna con Ned durante la agonía de Robert:

RENLY: ¿Os ha nombrado Protector del Reino?

NED: Así es.

R: A ella le da igual. Dadme una hora y pondré cien espadas a vuestro mando.

N: ¿Y qué pretendéis que haga yo con eso?

R: Atacar. Esta noche, mientras todo el castillo duerma. Debemos alejar a Joffrey de su madre y custodiarlo nosotros. Protector del Reino o no, quien tiene al rey tiene el reino. Cada momento que os retraséis da a Cersei otro momento para prepararse. Para cuando Robert muera ya será demasiado tarde para ambos.

N: ¿Y qué hay de Stannis?

R: ¿Salvar los Siete Reinos de Cersei y entregárselos a Stannis? Tenéis ideas  extrañas sobre cómo proteger el reino.

N: Stannis es vuestro hermano mayor.

R: No se trata de la maldita línea de sucesión. Eso no importó cuando os rebelásteis contra el Rey Loco y no debería importar ahora. ¿Qué es lo mejor para el reino? ¿Qué es lo mejor para el pueblo que gobernamos? Todos sabemos cómo es Stannis. No inspira amor, ni lealtad. No es un rey. Yo sí.

N: Stannis es comandante, ha capitaneado hombres en la guerra dos veces. Destruyó la flota de los Greyjoy…

R: Sí, es un buen soldado. Todo el mundo lo sabe. Como Robert. Decidme una cosa, ¿aún creéis que los buenos soldados son buenos reyes?

Aquí Renly está equiparando a su hermano nada más y nada menos que con Cersei, la mujer a la que hemos visto acostándose con su propio hermano, que fue cómplice del intento de asesinato de Bran, responsable indirecta de la muerte de Robert, presunta envenenadora de Jon Arryn, madre y mentora de Joffrey el Monstruo, causante de la muerte de Dama y la de Mycah, cuyo padre está arrasando y saqueando las Tierras de los Ríos por una venganza personal… Frente a estas acusaciones, Ned simplemente se queda con cara de imbécil y sólo se le ocurre decir que Stannis es un buen soldado, poniéndole en bandeja a Renly la comparación con Robert. Y Lord Stark se queda sin palabras, admitiendo tácitamente que su interlocutor tiene razón y que el hombre al que está apoyando porque es su deber es realmente un candidato horrible.

837561_1316635372583_full

Tal vez Ned podría haberle respondido que si se levantaron contra el Rey Loco fue precisamente porque estaba como una puta cabra y que, a lo mejor, al pueblo con el que tanto se le llena la boca le interesa que no haya guerras civiles cada dos por tres, que es justo lo que pasaría si no hubiera una línea sucesoria establecida y el ascenso al trono tuviera que ganarse en un concurso de popularidad (entendiendo como tal la pugna por sumar apoyos entre la nobleza, que es la que controla los ejércitos de los reinos).

Después de negarse a respaldar el plan de Renly, Lord Stark regresa a sus aposentos, escribe una carta contándole a Stannis la verdad y pidiéndole que asuma la corona y envía a uno de sus ayudantes a Rocadragón para que se la entregue en mano. En los libros la carta no llega nunca a su destino, pues el mensajero es asesinado, pero en la serie sí que consigue cumplir su misión (ya que el Stannis televisivo no sabía nada, alguien tenía que informarle). Luego tiene una charla con Meñique en la que éste intenta convencerle para que apoye a Joffrey y, si éste da problemas en el futuro, a Renly, pero no a Stannis, pues eso significará “la guerra”. Un falso dilema porque, hiciera lo que hiciera Ned, habría guerra (de hecho, fue Meñique quien la inició) y no hay que censurarle por hacer lo que era correcto, aunque mucha gente ha creído las mentiras de Baelish.

Curiosamente, Ned defiende tercamente a Stannis delante de Meñique y Varys, tal como su contraparte hace en los libros, pero sin embargo hay un pequeño cambio de diálogo justo en el momento más culminante. En el Salón del Trono, cuando Joffrey y Cersei le exigen sumisión, el Lord Stark literario responde:

Vuestro hijo no tiene derecho al trono que ocupa. Lord Stannis es el auténtico heredero de Robert.

maxresdefault

Sin embargo, el de la serie solo dice la primera parte de la frase. ¿Por qué eliminar algo que apenas ocuparía un segundo? Es posible que Bernioff y Weiss no quisiesen que la gente asociase la dramática caída de Ned con Stannis. Sabemos que le apoya porque se lo dijo a Renly y Meñique y más tarde, en la mazmorra, se lo dirá a Varys, pero todos estos personajes tienen algo en común: una alternativa “mejor”. Renly se ofrecía él mismo como monarca y los showrunners consideran que lo haría de perlas; Meñique, si bien falsamente, le ofrece aparcar su honor en beneficio de la paz (y como plan B, poner a Renly en el trono); y Varys, también por sus propios intereses, le pide renunciar a sus honorables principios como un servicio al reino, a la paz y a la vida de su hija cautiva.

En todos estos casos, la insistencia de Ned en la legitimidad de Stannis puede parecer un acto testarudo y falto de pragmatismo. Pero delante de los obviamente malévolos Joffrey y Cersei, cuando las opciones ya eran dejar reinar al pequeño sádico o lo que proponía Ned, esto último sería visto con simpatía por el público, de modo que había que eliminar la mención para así centrarse en el hecho (Lord Stark quiere deponer a Joffrey…) pero no en la causa (… para entronizar a Stannis).

The King in the North

El último cambio relevante está relacionado con la proclamación de Robb Stark como Rey en el Norte. Y, nuevamente, el mediano de los Baratheon sale perjudicado. En el libro, los Lannister son conscientes de que Stannis está preparándose para aspirar a la corona, ya que Varys les informa gracias a su red de espías, pero en el resto del reino las noticias van más lentas. Y en el Norte, mucho más.

robb_stark__king_in_the_north_by_chilly_raven-dbv4x8m

Al final de la primera novela, lo que Robb, Catelyn y sus allegados saben es que Ned ha sido ejecutado y que Renly se ha proclamado rey.

—Madre —dijo Robb al verla allí—, tenemos que convocar el consejo. Hay que decidir varias cosas. […] Han llegado noticias del sur. Renly Baratheon ha reclamado la corona de su hermano.
—¿Renly? —dijo, sorprendida—. Yo había pensado que sería Lord Stannis…
Igual que todos, mi señora —dijo Galbart Glover.

(…)

Roose Bolton había reagrupado los maltrechos restos de su otro ejército al pie del camino alto. Ser Helman Tallhart y Walder Frey seguían defendiendo los Gemelos. El ejército de Lord Tywin había cruzado el Tridente, y se dirigía hacia Harrenhal. Y en el reino había dos reyes. Dos reyes, y ningún punto de acuerdo.

En resumen, los norteños no tienen ni idea de que Stannis está a punto de lanzarse al ruedo sucesorio y es precisamente su ausencia lo que complica las cosas. Aunque la carta de Ned jamás salió de Desembarco del Rey y nadie sabe que cayó por él, Robb da muestras claras de preferir a Stannis.

Renly no es el rey —dijo Robb. Era la primera vez que su hijo hablaba. Al igual que Ned, sabía escuchar.
—No pretenderéis ser leal a Joffrey, mi señor —dijo Galbart Glover—. Hizo matar a vuestro padre.
—Y esa acción hace de él un malvado —replicó Robb—. Pero no hace de Renly un rey. Joffrey es el primogénito de Robert, de manera que, según las leyes del reino, el trono le corresponde por derecho. Si muriera, y de eso pienso encargarme yo, tiene un hermano menor. Tommen es el siguiente en la línea de sucesión.
—Tommen es un Lannister —saltó Ser Marq Piper.
—Así es —asintió Robb, preocupado—. Pero, aunque ninguno de los dos tenga derecho al trono, ¿lo tiene Lord Renly? Es el hermano pequeño de Robert. Bran no puede ser señor de Inveralia antes que yo, y Renly no puede ser rey antes que Lord Stannis.
Lady Mormont asintió.
La demanda de Lord Stannis es la más justa.
Renly ha sido coronado —insistió Marq Piper—. Tiene el apoyo de Altojardín y de Bastión de Tormentas, y pronto tendrá el de Dorne. Si Invernalia y Aguasdulces unen sus fuerzas, lo respaldarán cinco de las siete grandes casas. ¡Seis, si los Arryn se deciden! ¡Seis contra la Roca! Mis señores, antes de que termine el año tendremos todas sus cabezas clavadas en estacas… la reina y el niño rey, Lord Tywin, el Gnomo, el Matarreyes, Ser Kevan, ¡todos! Eso es lo que ganaremos si nos unimos al rey Renly. En cambio, ¿qué molivos habría para unirnos a Lord Stannis? ¿Qué tiene él?
—El derecho —insistió Robb, testarudo. A Catelyn le pareció que, en aquel momento, la semejanza con su padre era escalofriante.
—¿Sugieres que juremos lealtad a Stannis? —preguntó Edmure.
—No lo sé —dijo Robb—. He rezado a los dioses para que me dijeran qué hacer, pero no me han respondido. Los Lannister mataron a mi padre acusándolo de traición, y sabemos que era mentira. Pero si Joffrey es el rey por derecho, y luchamos contra él, nosotros sí seremos traidores.

game-of-thrones-season-two-2-hbo-robb-stark-at-warjpg-06241995d0f73c0c

El nuevo señor de Invernalia se enfrenta a una situación endiablada. Oficialmente,  los hijos de la Lannister son los dueños del Trono de Hierro y alzarse contra ellos es traición. Necesitan apoyar a un pretendiente alternativo que, una vez convertido en rey, legalice esta acción. Y ante ellos aparece Renly, como una tentadora manzana: es joven, guapo, carismático y tiene apoyos militares a mansalva. Pero, como dice Robb, no tiene derecho a hacer lo que está haciendo y tampoco excusa. Y, aunque pueda parecer una tontería, las excusas son muy necesarias. Joffrey puede ser descartado por tirano y Tommen por ser demasiado joven, pero entre ellos y Renly está Stannis y pasarlo por alto significa ciscarse en la línea de sucesión (gracias a la cual todos los señores allí presentes, incluido Robb, tienen sus títulos). Si se pudiese ignorar, así sin más, todos los segundones ambiciosos de los Siete Reinos tendrían carta blanca para conquistar la herencia de sus padres por la fuerza.

Stannis es la única opción apropiada, pero todavía no ha presentado su candidatura y hay que tomar una decisión ya, pues ahora que Ned ha muerto los norteños necesitan tener un propósito o se debilitarán y serán vulnerables al contraataque Lannister. La paz no es una opción, Joffrey no es una opción, Renly es peligroso a largo plazo, de Stannis no se sabe de qué va y si esperan a ver quién gana lo mismo el vencedor decide atacarles en vez de pactar. Es en este contexto de confusión cuando Gran Jon Umber propone que el Norte recupere su independencia y todos se suman a la idea encantados. Si no hay rey bueno en el sur, a la porra el sur. Y, una vez hecho esto, es complicado volverse atrás.

kingofwinter (2)

En la serie, por el contrario, Stannis y Renly se han proclamado reyes prácticamente a la vez y en el Norte son perfectamente conscientes de ello. Sin embargo, optan por coronar a Robb de todos modos:

RANDOM 1: El camino correcto es claro. Jurad lealtad al rey Renly y dirigíos al sur para unir vuestras fuerzas con las suyas.

ROBB: ¡Renly no es el rey!

RANDOM 1: ¡No pretenderéis ser leal a Joffrey, mi señor! ¡Hizo matar a vuestro padre!

ROBB: Eso no convierte a Renly en rey. Es el hermano menor de Robert. Si Bran no puede convertirse en señor de Invernalia antes que yo, Renly no puede ser rey antes que Stannis.

RANDOM 1: ¡¿Sugerís que nos declaremos por Stannis?!

RAMDOM 2: ¡Renly no es quien corresponde!

GRAN JON: ¡Mis señores!

RANDOM 3: Si nos posicionamos a favor de Stannis…

GRAN JON: ¡Mis señores! ¡Esto es lo que tengo que decirles a esos dos reyes! (Escupe al suelo y comienza su discurso)

Así, como el que no quiere la cosa, la candidatura de Stannis es ignorada sin ningún tipo de argumento por los norteños. Joffrey mandó matar a Ned, Renly no puede ser rey por ser el hermano menor de Robert y Stannis, buenooo… por el tono de voz del noble con el que discute Robb parece que el mero hecho de que éste haya hablado en favor del Baratheon mediano es motivo de irritación, como si Stannis se descalificara él solo por ser como es y no hiciera falta explicar nada más.

Eddard's_letter

Esta postura de rechazo del Norte a la candidatura de Stannis y su mantenimiento hasta el final me resulta de lo más incoherente por una cosa: como ya dije, en la serie la carta de Lord Eddard sí que llegó a su destino y por lo tanto es de todos conocido que el padre de Robb murió por ser leal a Stannis Baratheon (hasta Jon Nieve, que se pasó más de la mitad de las siguientes tres temporadas perdido en tierras salvajes, lo sabe en el 4×10). ¿Por qué entonces los norteños se pasaron por el forro los deseos de su en teoría amado señor? ¿Y Robb, cómo es que defendiendo a Stannis al principio y teniendo una prueba irrefutable de la postura de su padre, no cambió de opinión? ¿O es que acaso Stannis no le hizo llegar la carta ni mandó al mensajero que se la había entregado para que diera testimonio de su contenido, perdiendo así la posibilidad de hacer un valioso aliado?

Conclusión

Teniendo en cuenta todo lo que hemos visto, queda claro que Bernioff y Weiss no pensaban dotar a Stannis Baratheon de otras cosas que no fueran villanía, estupidez y mala fama. Y aún faltaba lo peor.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s