“300” (Zack Snyder, 2007) ¡Esto no es Esparta, pero entretiene!

Han pasado ya más de diez años desde que vi esta película por primera vez, pero aún recuerdo el momento exacto en el que todo el auditorio empezó a descojonarse de la risa cuando Jerjes, tras colocar sus manazas sobre los hombros de Leónidas, le explica al monarca espartano qué es lo que realmente temen sus hombres de él. Tantas y tan ruidosas fueron las carcajadas que no me enteré de que lo que temían esos pobres persas era el “poder divino” de su líder (y no otra cosa) hasta que pasaron la película por televisión un año después.

zack-snyder-wants-to-expand-the-300-series-across_rpyf
“¡Las manos quietas, persa!”

Sigue leyendo

Anuncios

STAR WARS: ¿es la nueva trilogía un remake de la original?

Cuando se estrenó El despertar de la Fuerza, la principal acusación que recibió la película de J. J. Abrams fue la de ser un calco casi exacto de Una nueva Esperanza (con algunos elementos de El Imperio contraataca). Dos años después, Los últimos Jedi ha dado de qué hablar por otras razones pero también incurre en el “delito” de tomar prestado en exceso de sus antecesoras.

star20wars20at20sea20trio20onboard

En este artículo intentaré glosar todos los parecidos argumentales que he encontrado hasta la fecha entre la antigua y la nueva trilogía. Si alguien cree que me he dejado alguno, le invito a exponerlo en los comentarios. Empecemos:

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana…

Sigue leyendo

¿Por qué “El Despertar de la Fuerza” me decepcionó un poco?

Dentro de poco se estrenará en cines Los Últimos Jedi, la segunda entrega de la trilogía de secuelas de Star Wars. Para muchos, será esta película la que encumbre o entierre a la nueva saga galáctica (no en términos de éxito económico, pues pase lo que pase arrasará en taquilla, sino de calidad artística). Y esto es así porque El Despertar de la Fuerza dejó a bastantes espectadores, entre ellos yo mismo, decepcionados. No fue una gran decepción, porque tenía bastantes cosas buenas, pero no acabó de gustarme tanto como esperaba.

star_wars_episode_vii_the_force_awakens-625343391-large

La cinta se enfrentaba a muchos desafíos: retomar una famosísima historia 30 años después, competir contra un extenso Universo Expandido (ahora borrado del canon pero no de la mente de aquellos que lo siguieron), hacer olvidar las menospreciadas precuelas, atraer a una nueva audiencia sin alienarse a la antigua, no sólo ser un taquillazo descomunal por sí sola sino servir de base para un universo rentable que justificara la gran inversión de Disney, etc.

Teniendo que abarcar tanto, es normal que optasen por ir a lo seguro y eso ha hecho que haya varias cosas que no me convencieron de esta nueva aventura ocurrida hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana.

Sigue leyendo

“La vida futura” (W. C. Menzies, 1936) ¡Alas sobre el mundo!

La de cosas que uno encuentra en Youtube. Estaba viendo tranquilamente el último vídeo viral del mes cuando me llamó la atención La vida futura, una película de 1936 basada en un libro de H. G. Wells (La Guerra de los Mundos, La Máquina del Tiempo, La isla del Dr. Moreau, El Hombre Invisible…) y con un guión escrito por él mismo. Solamente por eso, ya merecía la pena echarle un vistazo. Nunca había oído hablar de ella, ni mencionarla en ningún sitio, y tenía curiosidad.

h-g-wells-things-to-come-poster-1936

Después de verla, he de decir que no me extraña demasiado esta falta de renombre. Aunque no es un mal film, tiene bastantes problemas, aunque el primero y principal es que no se trata de una película con mensaje sino de un mensaje con película. La vida futura es ante todo un alegato en contra de las guerras, los belicistas, el fanatismo y los demagogos y a favor del progreso científico bien entendido (por y para el bien de la humanidad, aunque sin deshumanizarse en el camino). Todo lo demás queda en un segundo plano.

Sigue leyendo

“Alarma en el expreso” (Alfred Hitchcock, 1938) ¿Quién es Froy?

El tren Transcontinental Express queda bloqueado a causa del mal tiempo mientras atraviesa un pequeño país centroeuropeo. Los pasajeros pasan la noche en un hotel de montaña, en el cual Iris Henderson conoce a una entrañable institutriz inglesa jubilada, la señora Froy. Al día siguiente, el tren reanuda el viaje e Iris (tras despertar luego de un fuerte golpe en la cabeza) descubre que la anciana ha desaparecido y trata de encontrarla, pero todos los otros pasajeros afirman no haber visto jamás  esa persona y le dicen que seguramente fue un producto de su imaginación.

49e919ce40888f4f514c5c36e992f4d7
Y ella que creía que el viaje iba a ser aburrido.

Sigue leyendo

Desmontando a Lord Voldemort

Según parece, Alfred Hitchcock afirmó en una ocasión que una película valía lo que valía su villano. Y en parte tenía razón. No son pocas las historias en las que el malo llega a ser más importante y más memorable que el héroe con el que se enfrenta (ahí tenemos el ejemplo de Darth Vader para demostrarlo). Sin embargo, la saga de películas basadas en los libros de Harry Potter no ha sabido, en mi opinión, crear un antagonista que estuviera a la altura.

voldemort-snake-harry-potter-and-the-deathly-hallows-wallpaper
“Explica eso que acabas de decir.”

Sigue leyendo

“Caballero sin espada” (1939) El señor Bailey va a Washington

La nueva Ley del Déficit va a votarse en el Senado de EEUU y el multimillonario Jim Taylor es uno de los más interesados en que salga adelante, ya que gracias a sus contactos ha logrado que unas tierras que ha comprado a precio de saldo sean el sitio elegido para construir una presa (lo que significa que el gobierno deberá expropiarlas pagándole más del triple de lo que le costaron). Pero dos meses antes de la votación, uno de los senadores que tenía en nómina muere y el gobernador de su Estado debe nombrar a un sustituto. No queriendo correr ningún riesgo, y pese a los consejos de su lacayo el senador Paine, Taylor exige que sea nombrado un político famoso por su servilismo y pasividad.

Sin embargo, el Comité de Ciudadanos rechaza a este candidato y propone a un respetado y combativo reformista para el cargo. Forzado a elegir entre un candidato que enfadará a su “amo” y otro que enfadará a sus electores, el gobernador tira por el camino del medio y designa senador a Jefferson Smith, jefe de los scouts de la región e hijo de un viejo amigo de Paine. Un hombre joven y bien considerado pero inexperto, idealista e ingenuo que en teoría reunía todas las condiciones para ser el pasmarote que Taylor necesita. Pero no será así…

1939_-_mr-_smith_goes_to_washington_movie_poster

 

Así es como empieza Caballero sin espada (Frank Capra, 1939), una comedia dramática sobre el mundo de la política que hoy en día puede llegar a parecer ingenua, patriotera e incluso hasta algo hueca. Pero nada más lejos de la realidad. Las andanzas del señor Smith en Washington tienen más contenido de lo que pueda parecer.

Sigue leyendo