Perfect blue (1997) El calvario de Mima Kirigoe

No soy aficionado a los animes, pero viendo las buenas críticas que tenía este thriller psicológico japonés me animé a verlo a ver qué tal. Y no me arrepiento. Desde luego, el señor Kon (DEP) realizó un buen trabajo y, mira tú por donde, la cosa salió de casualidad. La productora Madhouse iba a adaptar con actores reales una novela llamada “Perfect blue”, pero como el gran terremoto de Kobe causó graves daños en los estudios, los productores decidieron tirar la toalla y encargarle al por entonces novato Satoshi Kon una película de animación (más barata) para ver si con ello lograban recuperar algo de dinero. El director consideró que el argumento del libro no era lo bastante potente y consiguió que le diesen permiso para modificarlo a su antojo, siempre y cuando respetara el título y la temática.

perfect_blue_poster_espac3b1ol

La historia comienza de manera lenta y cotidiana. Mima Kirigoe es una chica de 21 años que, junto a otras dos muchachas, canta en el emergente grupo pop CHAM. Su vida es segura y llena de falsos oropeles. Sin embargo, a pesar de la oposición de su amiga y mánager Rumi, Mima se deja convencer por su representante y abandona el grupo para ser actriz, una profesión en la que teóricamente podrá desarrollar una carrera más larga y mejor pagada. Pero lo que de entrada parece un paso adelante no tardará en convertirse en un verdadero infierno. La película plantea muy acertadamente un escenario de completa agresión psicológica para con la protagonista, una pobre muchacha inmadura que no está preparada para lo que se le viene encima. Sigue leyendo

En los mundos de Jory: teorías sobre el final de “UBIK”

La primera vez que leí Ubik tenía 15 o 16 años. Un compañero del instituto me lo había recomendado y, aprovechando una oferta 3×2, lo compré para leerlo durante las vacaciones de verano (que son, sin la menor duda, la mejor época del año para la lectura y para todo en general). Leer esta novela es toda una experiencia y, de no ser porque iba avisado, me hubieran explotado muchas más neuronas de las que fallecieron intentando encontrarle la lógica a tamaño laberinto argumental.

ubik

Ubik es un canto a la confusión existencial, al no saber si estás viviendo una realidad, una fantasía o ambas cosas al mismo tiempo. Está bien escrito, es ameno (salvo cuando hay sobredosis de palabros científicos) y tiene un planteamiento sugerente e interesante, pero es difícil de entender y, cuando te crees que ya lo has medio-entendido, el desenlace lo tira todo al suelo en menos de dos páginas. He de reconocer que a veces envidio a mi madre, que después de terminarlo lo dejó a un lado con gesto de decepción y acabó dictaminando que todo era obra de un “neurótico” y no merecía más atención. Yo, por el contrario, tiendo siempre a querer encontrarle a las cosas una explicación racional aunque cueste mucho. Y vive Dios que aquí cuesta un montón. Sigue leyendo