Juego de Tronos: El error fatal de Ser Alliser Thorne

La sexta temporada de Juego de Tronos fue especialmente sangrienta. Docenas de personajes perdieron la vida y se extinguieron varias grandes Casas. Una de las primeras víctimas fue Ser Alliser Thorne, capitán de los exploradores de la Guardia de la Noche y durante cuatro temporadas enemigo mortal de Jon Nieve, al que intentó liquidar siempre que tuvo la ocasión. Finalmente lo consiguió y parecía que todo le iría bien, pero en tres capítulos pasó de tocar la comandancia con la punta de los dedos a ser ahorcado por alta traición.

maxresdefault
“Tenía que elegir, Lord Comandante. Traicionaros o traicionar a la Guardia de la Noche (…) Si tuviera que repetirlo sabiendo cómo acabaría, rezaría para elegir bien de nuevo”.

Muchos creen que el gran error de Thorne tuvo lugar en el episodio 5×09. Al igual que la gran mayoría de sus camaradas, no compartía la decisión del Lord Comandante de llegar a un pacto con el Pueblo Libre; por eso, cuando vio aparecer a Jon en compañía de 5000 salvajes y tuvo en sus manos la decisión de ordenar abrirles la puerta o no, se enfrentó a un terrible dilema. Pese a la repulsión que sentía, cumplió con su deber de soldado y les dejó pasar, aunque poco tiempo después se puso al frente de un motín que acabó con la vida de Lord Nieve y se hizo con el control del castillo… hasta que esos mismos salvajes a los que había permitido cruzar la frontera aparecieron y lo enviaron a las mazmorras.

En vista de lo sucedido, no son pocos los que opinan que, si ya tenía pensado asesinar a su líder o decidió hacerlo en ese mismo instante, ¿por qué no desobedeció y mantuvo la puerta cerrada, condenándole así a Jon y sus acompañantes a una muerte segura, a causa del hambre, el frío o los Caminantes Blancos? ¿Por qué mostrarse tan obediente en un capítulo y tan profundamente desleal en el siguiente?

Sigue leyendo

Anuncios

No, los Caminantes Blancos no son buena gente (t)

Este ensayo fue publicado por Steveattewell en Race for the Iron Throne el 16/10/2015.

Baby

La idea de que los Caminantes Blancos son realmente los buenos, que no son el enemigo final, que construyeron el Muro y/o que firmaron algún tipo de tratado de paz secreto es una teoría que se ha vuelto extrañamente prominente entre los fans de Canción de Hielo y Fuego. Y digo que extrañamente porque no sólo no existan evidencias que respalden esta teoría sino que su existencia misma requiere que el lector se sumerja primero en la hermenéutica de la sospecha y afirme que muchas de las pruebas textuales en su contra o son falsas o demuestran una conspiración.

Así que vamos a intentar aclarar este asunto.

Sigue leyendo

Juego de Tronos. Crítica del episodio 7×07

Juego de Tronos despide su séptima temporada dejando todas las piezas preparadas para el inicio de la Guerra por el Amanecer y la segunda Larga Noche, aunque más larga será la espera para quienes la seguimos, pues parece que la emisión no se reanudará hasta el año 2019 (crucemos los dedos para que ese año en blanco sea para que George RR Martin termine y publique Vientos de Invierno).

got_throne

El Lobo y el Dragón

Sigue leyendo

Juego de Tronos 4×07. Cuando Meñique dejó de ser Meñique

El caos no es un foso. Es una escalera. Muchos intentan subirla y fracasan… Nunca podrán hacerlo de nuevo. La caída los destroza. A algunos se les da la oportunidad de subir, pero la rechazan. Se aferran al reino, o a los dioses, o al amor… espejismos. Solo la escalera es real… el ascenso es todo lo que hay.

Petyr Baelish, señor de Los Dedos, pronunció esta frase en el episodio 6 de la tercera temporada de Game of Thrones. Aunque no fue escrita por George R. R. Martin sino por los showrunners Bernioff y Weiss, lo bien cierto es que capturó perfectamente la psicología del personaje. Lord Baelish, más conocido como Meñique, es un individuo manipulador, amoral, traicionero, ambicioso y por encima de todo inteligente. En palabras de Varys, el segundo hombre más astuto (y por ende el más peligroso) de los Siete Reinos.

maxresdefault

Desde que Brandon Stark le propinase una paliza, Meñique no ha hecho otra cosa que vivir para ascender, utilizando todas las estrategias, trampas y traiciones posibles, sin importarle desencadenar atroces conflictos para sacar beneficio de ellos. Y así, gracias a sus manejos, este pequeño señor de escasísima alcurnia llegó a convertirse en miembro del gobierno, señor de Harrenhal y regente del Valle de Arryn. Sin embargo, cuando el material de Martin se terminó y la serie se vio obligada a adelantar a las novelas, la famosa astucia de Lord Baelish pareció esfumarse de repente.

Sigue leyendo

Extrañas sucesiones en Juego de Tronos

Juego de Tronos se ha hecho conocida (entre otras cosas) por la gran cantidad de personajes que pierden la vida, víctimas de la guerra o de las conspiraciones. Sin embargo, últimamente está marchándose al otro barrio tanta gente que hasta las más grandes y poderosas familias de los Siete Reinos comienzan a extinguirse. En los últimos episodios de la temporada 5 presenciamos el fin de la verdadera Casa Baratheon, con el asesinato del rey Stannis en las proximidades de Invernalia (5×10), pero ha sido la sexta temporada la que se ha ensañado cruelmente con los principales linajes de Poniente: han desaparecido los Martell (6×01), los Bolton (6×09), los Tyrell y los falsos Baratheon de Desembarco del Rey (6×10), que a pesar de ser realmente bastardos se sentaban en el Trono de Hierro como si fueran legítimos hijos de Robert.

c2544aca761f6e951f59ad228034da0b_ink_li

No es la primera vez que los grandes señoríos cambian de manos por motivos políticos y/o militares, pero desde la Guerra de la Conquista (cuando Aegon liquidó a los Durrandon, los Gardener y los Hoare) no se habían producido tantas extinciones de linajes gobernantes. Y todavía puede haber más, ya que no sabemos si Arya se conformará con las vidas de Walder y sus dos hijos mayores o si matará a todos los Frey (si ha podido infiltrarse en su castillo, cocinar a dos adultos y degollar al señor sin ser vista, puede hacer eso y mucho más).

Sin embargo, la muerte de estas grandes familias no se tradujo en caos, sino que enseguida el vacío de poder en Lanza del Sol, Invernalia, Altojardín y Desembarco del Rey fue ocupado por una nueva generación de gobernantes: Ellaria Arena, Jon Nieve, Olenna Redwyne y Cersei Lannister. Dos hijos ilegítimos y dos madres viudas. ¿Tiene esto lógica?

Sigue leyendo