Extrañas sucesiones en Juego de Tronos

Juego de Tronos se ha hecho conocida (entre otras cosas) por la gran cantidad de personajes que pierden la vida, víctimas de la guerra o de las conspiraciones. Sin embargo, últimamente está marchándose al otro barrio tanta gente que hasta las más grandes y poderosas familias de los Siete Reinos comienzan a extinguirse. En los últimos episodios de la temporada 5 presenciamos el fin de la verdadera Casa Baratheon, con el asesinato del rey Stannis en las proximidades de Invernalia (5×10), pero ha sido la sexta temporada la que se ha ensañado cruelmente con los principales linajes de Poniente: han desaparecido los Martell (6×01), los Bolton (6×09), los Tyrell y los falsos Baratheon de Desembarco del Rey (6×10), que a pesar de ser realmente bastardos se sentaban en el Trono de Hierro como si fueran legítimos hijos de Robert.

c2544aca761f6e951f59ad228034da0b_ink_li

No es la primera vez que los grandes señoríos cambian de manos por motivos políticos y/o militares, pero desde la Guerra de la Conquista (cuando Aegon liquidó a los Durrandon, los Gardener y los Hoare) no se habían producido tantas extinciones de linajes gobernantes. Y todavía puede haber más, ya que no sabemos si Arya se conformará con las vidas de Walder y sus dos hijos mayores o si matará a todos los Frey (si ha podido infiltrarse en su castillo, cocinar a dos adultos y degollar al señor sin ser vista, puede hacer eso y mucho más).

Sin embargo, la muerte de estas grandes familias no se tradujo en caos, sino que enseguida el vacío de poder en Lanza del Sol, Invernalia, Altojardín y Desembarco del Rey fue ocupado por una nueva generación de gobernantes: Ellaria Arena, Jon Nieve, Olenna Redwyne y Cersei Lannister. Dos hijos ilegítimos y dos madres viudas. ¿Tiene esto lógica?

Sigue leyendo

Juego de Tronos: Dos Reyes en el Norte

La 6ª temporada de Juego de Tronos nos ha dejado un gran número de escenas visualmente espectaculares de todo tipo y condición, desde reconfortantes reencuentros fraternos hasta brutales atentados, pasando por cruentas batallas, golpes de Estado, revelaciones de gran importancia, una resurrección y muertes, muuuchas muertes (no llevo la cuenta, pero si no ha sido la temporada más sangrienta poco faltará). Aunque, como pasa en la vida real, cuando un pez gordo cae no tarda en aparecer otro para ocupar su lugar, normalmente con una impactante escena de proclamación de por medio. Euron Greyjoy, Cersei Lannister y Jon Nieve tuvieron una y es precisamente la de este último la que me interesa analizar.

¡¡¡THE KING IN THE NORTH!!!

Lo primero que llama la atención de la escena de proclamación de Jon como Rey en el Norte es que es, tal cual, un calco del momento en que Robb Stark accedió al mismo cargo cinco años atrás, en el episodio final de la primera temporada. Los parecidos son considerables:

Sigue leyendo