LA CASA DEL DRAGÓN (Temp. 1) – Análisis de los episodios 9 y 10

Dice un viejo refrán que «El camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones» y, en este caso, tiene toda la razón. El rey Viserys nunca tuvo malos propósitos. Deseaba cumplir bien su deber como monarca, marido, padre y miembro de la Casa Targaryen (con el pesado secreto que ello implica), pero sus acciones tuvieron consecuencias no previstas, aunque sí previsibles, que terminaron dando al traste con todos sus planes de futuro de la peor forma posible: con una devastadora y multitudinaria guerra civil fratricida por la posesión del Trono de Hierro librada por tierra, mar y aire.

Las ambiciones irreconciliables que dividen a su numerosa y disfuncional progenie han sido más fuertes que sus tardíos y tibios intentos de forjar una reconciliación. Sin su presencia «pacificadora», ya no hay nada que pueda detener el baño de sangre. Las cartas están sobre la mesa, las espadas desenvainadas y los señores del reino sin más opción que escoger bando, ya sea por convicción o con la esperanza de que el elegido les proteja de las iras del otro. La Danza de los Dragones está a punto de comenzar y los habitantes de Poniente no volverán a mirar tranquilos al cielo en mucho tiempo.

Sigue leyendo

LA CASA DEL DRAGÓN (Temp. 1) – Análisis de los episodios 5, 6, 7 y 8

El viejo rey Jaehaerys estaba convencido que lo único que podía destruir a la Dinastía Targaryen era ella misma y, desde luego, el tiempo está dándole la razón a cada paso. Bajo el reinado de Viserys, su complaciente y poco enérgico sucesor, se han plantado las semillas de un desastre que amenaza con reducir a cenizas el legado que con tanto esfuerzo y sacrificio construyó Aegon el Conquistador.

Los celos, el miedo, las intrigas y las ansias de poder y venganza han envenenado un ambiente ya de por sí muy enrarecido. Con los odios a flor de piel y las posturas de los dos bandos enquistadas, los Siete Reinos se encaminan sin remedio al equivalente ponienti a una guerra nuclear. Todos aquellos que deseaban vivir una época histórica más interesante y llena de acción no tendrán suficiente tiempo para arrepentirse ni aunque lleguen a los 100 años.

En este ensayo analizaré los episodios 5, 6, 7 y 8
Sigue leyendo

LA CASA DEL DRAGÓN (Temp. 1) – Análisis de los episodios 1, 2, 3 y 4

Dos años después del agridulce final de «Juego de Tronos», volvemos a Poniente por la puerta grande con «La Casa del Dragón», serie de 10 episodios (ya renovada para una segunda temporada) que abordará las intrigas y luchas de poder en el seno de la dinastía Targaryen que condujeron al estallido de la mayor y más terrible guerra civil que han vivido los Siete Reinos en sus 300 años de historia: la Danza de los Dragones.

Con un presupuesto muy elevado desde el principio, un material original ya acabado (para variar) y una trama repleta de complots palaciegos, drama, sangre y guerra, no lo tiene mal esta producción para intentar hacerse un hueco por derecho propio en el panorama televisivo. ¿Logrará igualar, o incluso superar, a su serie madre? El tiempo lo dirá. Mientras tanto, la disfrutaremos.

En este ensayo, analizaré los episodios 1, 2, 3 y 4
Sigue leyendo

«Juego de asesinos» (Copshop) – Los guardias deben estar locos

Como ya sabéis los que me seguís, he escrito un par de artículos titulados Demasiado tontos para vivir, en los que hablaba de personajes de películas o series que actuaban de una manera tan ilógica y tan imprudente que sólo podían acabar como acabaron: muy mal. No obstante, aquello eran casos aislados. Nada comparado con la cabalgata de irresponsables que me he encontrado en «Copshop», de Joe Carnahan (titulada en España como «Juego de asesinos» y en Latinoamérica «Juego de criminales»).

Sigue leyendo

Las 5 peores escenas poscréditos del Universo Marvel (para mí)

La primera escena poscréditos que vi en mi vida fue la de «El secreto de la pirámide» (Chris Columbus, 1985) y recuerdo que quedé bastante impactado con ella porque no estaba en absoluto acostumbrado a este tipo de prolongaciones del argumento. Desde entonces, las cosas han cambiado mucho. La llegada del Universo Cinematográfico de Marvel ha provocado que las poscréditos sean ahora más habituales que nunca y, además, ya sabes de antemano que van a salir, luego no hay sorpresa. Y la cantidad es enorme (la próxima será la número 50 en la gran pantalla).

Algunas de las escenas pretenden sólo ofrecer un momento emotivo o gracioso, otras trolear a la audiencia, pero la gran mayoría sirve como «cebo» para generar interés por las futuras entregas. Y lo logran. Sin embargo, hay casos en los que ese añadido final acaba perjudicando, en mi opinión, a la película que acabamos de ver. Por eso se me ha ocurrido hacer un ranking en orden cronológico de las que yo creo que son las peores poscréditos de la franquicia Marvel. ¡Comencemos el repaso!

Sigue leyendo

Destruyendo a Stannis Baratheon (Parte V): Muerte en el Norte

Aunque mucho me temo que tendrá un final trágico (sus enemigos son innumerables y aún falta por llegar el Apocalipsis zombi), cuando el Stannis Baratheon de los libros comenzó su campaña contra los Bolton yo le consideré muy capaz de vencerles y sigo pensando que lo hará. Todo lo contrario de lo que me pasó con el Stannis televisivo, cuya derrota y posterior fallecimiento en Invernalia se veían venir desde lejos. Antes incluso de que se iniciara la temporada 5, el legítimo rey estaba sentenciado.

Al fin y al cabo, Bernioff y Weiss no tragaban al personaje y, ahora que la serie iba a empezar a adelantarse a las novelas, tenían una inmejorable ocasión para deshacerse de él de una vez para siempre. Y vaya si la aprovecharon… El proceso de destrucción del mediano de los Baratheon continuó avanzando imparable y acabó con un brutal, polémico y ardiente clímax que dejó al público con la boca abierta y el corazón roto.

Sigue leyendo

«Loki» (2021): dudas y culpables de un choque entre universos

Hace poco más de dos años (que ahora mismo parecen una eternidad), «Vengadores: Endgame» cerró la historia de Thanos y las Gemas del Infinito confundiendo a buena parte de la audiencia con una historia llena de viajes espacio-temporales. Y cuando creíamos que más o menos lo habíamos entendido todo, llegó Loki para confundirnos una vez más, desatando un multiverso que promete ser de locura.

Todo comienza después de la batalla de Nueva York (2012), cuando un derrotado Loki consigue escapar de la custodia de los Vengadores llevándose consigo el Teseracto. El dios del engaño piensa que la suerte al fin vuelve a sonreírle… pero lo que parecía un triunfo pronto se convierte en pesadilla cuando se cruza en su camino la Agencia de Variación Temporal, una misteriosa y muy poderosa organización de «vigilantes del tiempo». Arrestado bajo la acusación de ser una versión alternativa no autorizada del Loki original, el hermano de Thor tendrá que colaborar con sus captores si no quiere terminar borrado literalmente del mapa como castigo por su delito de existir.

Sigue leyendo

Anuncios que al volverlos a ver te hacen pensar… mal: Lotería 2004

«El Calvo de la Lotería»… ¡qué recuerdos! Aquel enigmático y entrañable personaje de cabeza pelada y rostro serio pero a la vez acogedor amenizó las Navidades de España desde 1998 hasta 2005 con unos spots en blanco y negro muy bien rodados y con una banda sonora de lujo que creaba un ambiente de lo más cautivador. En esos tiempos sí que, en Navidad, tus sueños jugaban a la Lotería. Los anuncios de hoy en día no le llegan ni a la suela de los zapatos. Fue una lástima que los responsables de la lotería pensaran que el personaje se había vuelto demasiado popular y decidieran retirarlo.

Sin embargo, no estoy aquí para expresar merecidas alabanzas sino para hablar sobre algo que he descubierto mientras revisaba los antiguos anuncios loteros en Youtube: una presunta moraleja, bastante lamentable, que ha pasado desapercibida hasta la fecha y que combina con el espíritu navideño igual que una figura de Freddy Kruger en el Belén haciendo el papel de Melchor.

Sigue leyendo

Sugerencias para un fan edit de «La Liga de la Justicia» (2021)

Hace cuatro años, fui al cine con unos amigos y nos metimos a ver La Liga de la Justicia. El DCEU no me había llamado demasiado la atención hasta entonces y la película me pareció un entretenimiento aceptable con el que pasar la tarde, de esos filmes que se ven y se olvidan. Luego me enteré de la polémica que había habido por el cambio de director y de tono y de que los fans de Zack Snyder pedían que se lanzara su versión de la historia, que muchos afirmaban que existía y otros que no, en una disputa que resurgía en las redes cada cierto tiempo. Pero existiera o no entonces, lo cierto es que al final el realizador de Green Bay tuvo ocasión de estrenar «su» película, eliminando lo rodado por Joss Whedon, recuperando su material que fue desechado y añadiendo algunas cosas más. Y así nació La Liga de la Justicia de Zack Snyder.

Personalmente, he de decir que me ha gustado. No es una obra maestra, claro, pero sí un producto sólido, interesante y que mejora en numerosos aspectos a la versión que se estrenó en cines en 2017 (que después de verla por segunda vez me bajó bastantes enteros, pues se nota que es una amalgama de ingredientes cocinados por dos chefs con estilos muy diferentes). No obstante, uno de los defectos que le he encontrado es que es excesivamente larga. Dura casi 4 horas y, en mi opinión, le sobran entre 30 y 50 minutos, como mínimo. En el artículo explicaré qué escenas creo que podrían haberse quedado en la sala de montaje.

Sigue leyendo

Incoherencias y fallos de guión en la saga de El Planeta de los Simios

Después de un viaje espacial de 2000 años de duración, tres astronautas despiertan de la hibernación cuando su nave, que acaba de estrellarse en un planeta parecido a la Tierra, empieza a hundirse en un gran lago. Tras ponerse a salvo en la orilla, deciden explorar el que será su nuevo y, según piensan, solitario hogar. Pero no están solos, pues alguien les roba los víveres y destroza sus uniformes mientras se bañaban en un río. Siguiendo el rastro de los responsables, se topan con un grupo de humanos muy similares a ellos, pero que no hablan y se comportan como animales. Y, en efecto, son animales… listos para ser cazados por los auténticos dueños del planeta.

fd5dcf54d28145aef64f55799323ffd1 (2)

Montados en caballos y empuñando armas de fuego, los simios irrumpen en el campo de maíz sembrando el terror entre sus presas. Sólo uno de los astronautas, el coronel George Taylor (Charlon Heston) logra sobrevivir, aunque con una herida de bala que le impide hablar y por tanto le vuelve indistinguible del resto de «bestias» capturadas y encerradas en el zoo. Desde ese instante, Taylor intentará a toda costa demostrar su inteligencia para poder alcanzar la libertad, pero el fanatismo de la sociedad primate y oscuros intereses secretos se interpondrán en su camino.

Así comienza El Planeta de los Simios (1968), una película que sin duda se ha convertido en un clásico de la ciencia ficción cuyo final sorpresa fue tan impactante que entró de lleno en la cultura popular, hasta el punto de que ya ni se molestan en ocultarlo. Las que no son tan conocidas son sus cuatro secuelas, estrenadas entre 1970 y 1973 en un claro y lógico intento por estirar el chicle e incrementar los beneficios. La rapidez con la que se rodaron, más otros problemas, hizo que todas tuvieran unos puntos de partida bastante inverosímiles y que se dieran extraños agujeros de guión, como en este ensayo me ocuparé de analizar.

Sigue leyendo